La ONG Corazón Quemero es un proyecto de inclusión social, fundado por hinchas de Huracán. La asociación realiza numerosas campañas de contención social tanto en el barrio como en otras provincias del país.

En el 2009, el equipo de Huracán sufría una contundente crisis en su plantel durante el torneo Clausura que amenazaba con la renuncia del DT Ángel Cappa.  Varios quemeros de Parque Patricios y Pompeya, fanáticos de la figura del técnico, conformaron un extenso grupo de hinchas más o menos organizados, aclamando para que Cappa declinara su renuncia. Durante un tiempo hicieron marchas y concentraciones en el club y juntaron firmas. Aunque aquel retiro fuera un hecho después de todo, este grupo de hinchas no quería dejarse llevar por la resignación y comenzaron a involucrarse en actividades para contribuir a mejorar las condiciones de vida tanto del club como de las necesidades de los vecinos. En la actualidad, es una extensa ONG autónoma, “Corazón Quemero”, que trabaja con otras instituciones del barrio y logró trascender los límites locales -llegando a otras provincias del país- como el de los colores de la camiseta, permitiendo vincularse incluso con las áreas sociales de los clubes Boca Juniors y San Lorenzo.

Viviana Cialdella es la presidente de Corazón Quemero, y cuenta a ElGrito del Sur cómo se fue desarrollando la institución. “Fuimos acumulando acciones en el club, primero realizamos un bingo a beneficio de la disciplina juvenil de hockey sobre césped de Huracán, para conseguirles materiales y equipamiento. En paralelo habíamos trabajado también en el parque de los Patricios para realizar equipos de limpieza voluntaria y donaciones de comida y medicamentos para los vecinos más necesitados.”

La asociación se estructura en tres programas: “Sembrando Sueños”,  “Abrazos compartidos”  y  “Más allá de los colores”. Desde “Sembrando Sueños”  trabajan concretamente en hogares infantiles, como el Hogar Ligüen y Hogar Marcelino, en los que albergan especialmente a niños y adolescentes judicializados o con derechos vulnerados. “Generamos con los directores de dichos hogares distintos trabajos, actividades deportivas, talleres de manualidades y recreativas.” También tienen un equipo interdisciplinario de asistentes sociales, psicólogas, y profesionales de ramas pedagógicas con los cuales brindan contención social.

“Abrazos compartidos” es una campaña que busca brindar herramientas relacionadas con el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. La ONG articula principalmente con el Centro de Innovación y Desarrollo para la Acción Comunitaria (CIDAC Barracas) y la Huracan Fundation. Se sustenta mediante una sólida red solidaria de donaciones que está presente además en Jujuy, Santiago del Estero y Entre Ríos. Uno de los objetivos que se plantea Corazón Quemero es profundizar los lazos interprovinciales. El programa incluye estrategias de financiamiento como subastas o algunos micro-emprendimientos en la que participan familias para poder enfrentar las duras condiciones económicas del momento.

Por último, “Más allá de los colores” es un programa que fomenta la idea de un fútbol sin violencia. La idea es entender que el fútbol es una fiesta, y que las rivalidades queden en el campo de juego. Viviana Cialdella explica que “Corazón Quemero y la subcomisión del hincha de San Lorenzo nos unimos para efectuar acciones solidarias y trabajos de concientización como spots publicitarios, informes, talleres. La idea es lograr que hinchas de clubes opuestos trabajen en conjunto.”

A Viviana no le deja de sorprender cómo en Corazón Quemero mucha gente se prende en ese movimiento de ayudar al otro, de generar cierta sensibilidad social: “La relación con el barrio está siempre, es una constante retroalimentación, estamos generando puentes todo el tiempo.  Entiendo que se puede trabajar el aspecto social mediante la pasión: si no metés el fútbol, lo quemero, la pasión por Huracán, a veces recibís indiferencia”.