Como consecuencia del vaciamiento de la empresa MONSA, se redujo al mínimo la cantidad de coches de la línea 60 en circulación, esto se traduce en un mal servicio y en pésimas condiciones laborales para sus chóferes.

Como consecuencia del vaciamiento de la empresa, se redujo al mínimo la cantidad de coches en circulación, esto se traduce en un mal servicio y en pésimas condiciones laborales para sus chóferes.

Expreso Lomas S.A. ofrece el servicio de linea 112 (Lanus – Villa Urquiza) y 165 (Monte Grande – Once). La empresa funciona solo con el 60% del parque automotor, esto es denunciado por  sus trabajadores como un vaciamiento indiscriminado.

Por eso es que decidieron llevar a delante un paro de tareas por tiempo indiscriminados y marcharon este lunes, desde las 10am por Diagonal Norte y Maipu en pleno centro de la Ciudad.

“les pedimos que tengan paciencia y entiendan que el mal servicio y las malas condiciones de trabajo no es sino una decisión patronal, que llevo a esta gran empresa a lo que es ahora… UN CEMENTERIO DE COLECTIVOS.” Así expresan la situación los trabajadores de ambas lineas.

Luego de declararse en quiebra, la empresa se encuentra con intervención judicial, y los trabajadores están a la espera de que comience una nueva gerencia que cumpla con las expectativas de todo el personal y de los usuarios del servicio.

Por ultimo, a la inestabilidad laboral y la mala salud de los chóferes se suma la preocupación por que la empresa sea potencialmente adquirida por DOTA y el servicio de colectivos en el Gran Bs. As. continué hacia una concentración monopólica.