Desalojo ilegal en Barracas

Limpiar de pobres Buenos Aires

Durante la mañana del día de hoy se llevó adelante un desalojo en la Avenida Suarez 1980 en el barrio de Barracas. Con un operativo de más de 20 efectivos de la Policía Metropolitana, los uniformados entraron en el inmueble, expulsaron a las familias y golpearon y detuvieron a una joven que intentó resistirse al desalojo. En el lugar viven 8 familias, algunas desde hace más de 15 años, quienes reclaman una solución definitiva al problema de la vivienda.

 

Durante la mañana del día de hoy se llevó adelante un desalojo en la Avenida Suarez 1980 en el barrio de Barracas. Con un operativo de más de 20 efectivos de la Policía Metropolitana, los uniformados entraron en el inmueble, expulsaron a las familias y golpearon y detuvieron a una joven que intentó resistirse al desalojo. En el lugar viven 8 familias, algunas desde hace más de 15 años, quienes reclaman una solución definitiva al problema de la vivienda.

 

El desalojo no se realizó con preaviso, ni con una orden judicial de desalojo y se llevó a cabo de manera irregular. Desde el Instituto de Vivienda de la Ciudad declararon que desconocían la cantidad de familias que viven en el lugar y la situación judicial del inmueble. El operativo estuvo a cargo de la Policía Metropolitana de la Comuna Cuatro.

 

“Están haciendo un desalojo administrativo. Hace un tiempo hubo clausura de la Guarida de Auxilio, y le dieron un plazo de tiempo a los vecinos para realizar arreglos. Ya se había empezado a trabajar en las refacciones, cuando la fiscalía en 1º instancia en lo Penal Contravencional Nº34, a cargo de Jorge Ponce, dispuso este desalojo administrativo para “resguardar la integridad de los vecinos”,comenta Natalia Quinto, parte del grupo de Vivienda y Hábitat de La Boca Resiste y Propone.

 

Jorgelina Falcón vive en la casa de Suarez y declaró que “somos 8 familias, algunas con chicos menores de edad. Nos dejaron en la calle y la única solución que nos dan es un parador. Cuando entraron a la casa, los policías golpearon a una chica, le rompieron la boca y la llevaron presa. No vino ni un fiscal ni una autoridad y no nos dieron ninguna solución. Atacaron a mi hija de 16 años a golpes e intentaron tirarla de la escalera. Yo vivo aquí hace 6 meses, pero hay familias que viven hace 2, 5 y 15 años”.

 

“Esta es una modalidad muy usual, es más fácil que hacer un desalojo normal. En la subsede de Barracas, a 80 metros de la comuna, estamos esperando respuestas. Solución es que la ley se cumpla, que el 31 de la Ciudad y el 14 de la Nación se cumplan y se apliquen. Están todas las cosas en la calle, porque las revolearon desde el techo. Nos fue imposble poner una resistencia ya que dejaron golpeada a una chica”.

 

Pedro Solano es quien figura como dueño del terreno, quien tiene una deuda de 15 años de ABL y casi $40.000 con AySA. Los vecinos comentan que Jose Anotnio Menendez Paredes es la persona que inició la denuncia por el desalojo, pero que según testimonios de trabajadores del Gobierno de la Ciudad, el inmueble habría sido comprado por gente cercana a la Dirección de Espacio Público.