Nuevamente, como en 2011, resurge la posibilidad de que un complejo de edificios y locales se levante en los terrenos de la Costanera Sur que son conocidos como la ex Ciudad Deportiva de Boca. Hoy convertidos en un descampado, podrían dar lugar a un nuevo barrio.

El proyecto impulsado no ocuparía todo el predio. Mediante un acuerdo firmado con el Gobierno porteño, la sociedad anónima Santa María del Plata -cuya principal accionista es IRSA- entregaría a la Ciudad 29 de las 70 hectáreas en cuestión. Esas tierras se convertirían en espacio público y verde; en tanto, el 60% restante del terreno sería parcelado para luego construir sobre él el complejo Solares de Santa María, en el que se invertirían más de 2000 millones de dólares.

El Gobierno porteño enviará a la Legislatura el proyecto para que sea tratado por los diputados. Para ser aprobado, requiere de un proceso de doble lectura y el voto positivo de 31 legisladores.

“La idea es recuperar una zona postergada desde hace décadas”, indicaron a La Nación desde el Gobierno de la Ciudad. La mayor parte de las 29 hectáreas que quedarían en manos del Estado estarían en el extremo que linda con el Río de la Plata, donde se emplazaría un espacio público y verde. También se prevé una especie de parque lineal que bordearía el arroyo que divide el terreno de la Villa Rodrigo Bueno.

Como parte de la negociación, Santa María del Plata invertiría unos 70 millones de dólares: 50 millones se sumarían a la financiación de la urbanización de la Villa Rodrigo Bueno y mejoras en el asentamiento Lamadrid, en La Boca. El monto restante podría redirigirse para la construcción de algún nuevo acceso vial a la zona.

El proyecto que deberá discutir la Legislatura incluye también el desarrollo inmobiliario de IRSA. Si bien se trata de un emprendimiento privado, la zona será de acceso público con un adecuado parcelamiento y distribución de calles.

Fuentes de IRSA explicaron a La Nación que Solares de Santa María será un barrio que incluirá departamentos para vivienda, oficinas, un hotel, centro comercial, escuela y jardín, y un centro de salud para atención primaria.

En total, se construirán 716.000 metros cuadrados con una inversión prevista en más de 2000 millones de dólares. Si bien habrá unidades de lujo de gran superficie, también se ofrecerán otras más chicas y accesibles.

Fuente: Nueva Ciudad