Sexto femicidio en Paraná en solo una semana

Durante la noche de ayer fue encontrado el cuerpo descuartizado de una mujer dentro de unas bolsas en un parque de la ciudad entrerriana de Paraná. 

Durante la noche de ayer fue encontrado el cuerpo descuartizado de una mujer dentro de unas bolsas en un parque de la ciudad entrerriana de Paraná.

Fuentes policiales informaron a Télam que la víctima fue identificada como Jéssica Dos Santos (35), una trabajadora sexual oriunda de la localidad bonaerense de Chivilcoy. Con el de Jéssica llegan a seis los casos de mujeres asesinadas en menos de una semana, entre las que se incluyen dos niñas.

El cadaver fue encontrado por un lugareño que se desplazaba a caballo por un camino vecinal del parque Nuevo Humberto Varisco, a unos 300 metros de avenida Larramendi. El hombre vio una mano y restos de un cuerpo que que sobresalían del interior de unas bolsas, por lo que alertó de inmediato a los efectivos de la Jefatura Departamental Paraná.

En la escena del crimen los peritos de Criminalística encontraron un guante de látex con sangre. En las próximas horas se realizará la autopsia para determinar las causas y data de la muerte de la mujer, cuyo cadáver estaba en avanzado estado de descomposición.

El último fin de semana la provincia de la Mesopotamia se vio conmovida por una serie de femicidios cometidos en Paraná y en Concepción del Uruguay.
En esa última ciudad, situada a unos 300 kilómetros al este de la capital entrerriana, Juan Pablo Ledesma, quien tenía una restricción de acercamiento a su ex mujer, mató a su familia. 

El agresor asesinó a puñaladas a su ex pareja Johana Carranza (23), degolló a sus dos hijas Luciana (5) y Candela (7) y mató al concubino de la mujer, identificado como Carlos Peralta (23).

El acusado había resultado herido pero se encuentra en franca recuperación, dejó la sala de cuidados intensivos y fue derivado a la sala general, donde permanecía con custodia policial permanente en el hospital Urquiza de Concepción del Uruguay.
Ledesma está imputado de “doble homicidio agravado por el vínculo”, en el caso de sus hijas; “homicidio agravado por el vínculo y violencia de género”, en el caso de su esposa, y de “homicidio agravado por violencia transversal”, en el caso de la pareja de la mujer.

En tanto, el sábado un efectivo de la Prefectura Naval asesinó con su pistola
reglamentaria en Paraná a su ex esposa Lidia Milessi (45) y a su ex novia, Romina Ibarra (35), e hirió a un vecino de una de ésta.

El acusado Orlando Aníbal Ojeda (46) permanece alojado con prisión preventiva imputado del delito de «doble homicidio calificado y doble tentativa de homicidio».

Fuente Télam