Contra el machismo y en defensa de la libertad de sus cuerpos, diversos colectivos sociales, organizaciones feministas, movimientos estudiantiles y sindicales se concentraron en el Obelisco para repudiar el hostigamiento policial suscitado, el 28 de Enero pasado, por tres mujeres que realizaban un topless en Necochea.

Contra el machismo y en defensa de la libertad de sus cuerpos, diversos colectivos sociales, organizaciones feministas, movimientos estudiantiles y sindicales se concentraron en el Obelisco para repudiar el hostigamiento policial suscitado, el 28 de Enero pasado, por tres mujeres que realizaban un topless en Necochea.

 

 

Este episodio desencadenó una serie de protestas denominadas “tetazo”. Necochea, Rosario (Santa Fe), Córdoba, Mendoza, Salta, Capital Federal y distintos puntos del país fueron los escenarios elegidos para replicar la medida.

 

Antes de las 17hs de este Martes, el principal punto turístico de la Av. 9 de Julio contaba con la puesta en escena de una nueva lucha contra el machismo, la mercantilización del cuerpo humano en los medios de comunicación, las políticas contra el aborto y la represión de las identidades de género.

 

Basta de acoso callejero. Aborto legal, seguro y gratuito. Igualdad de género. Basta de cosificación y violencia machista. Fueron algunas de las consignas arrojadas que invadieron de a poco los alrededores del Obelisco. Mujeres sueltas y agrupadas, blancas y negras, gordas y flacas, altas y bajas. Todas ellas fueron protagonistas de una tarde intensa al calor de la lucha contra el sistema patriarcal.

 

Acompañadas de la comunidad LGTBIQ y trabajadoras sexuales, centenares de mujeres desnudaron sus torsos. La mayoría de ellas pintaron sus bustos, levantaron carteles y banderas con las que exigían que se respeten los derechos antes mencionados.

 

“Fuera el macho” expresaba uno de sus cánticos. Pues no había lugar en la concentración para quienes se creen superiores a las mujeres por el simple hecho de ser hombres, que las entienden como un objeto de deseo y pertenencia, que conciben a su pito como el centro del universo, entre una infinidad de cosas icónicas del hombre heterosexual construido por el patriarcado.

 

“Ayer la Inquisición y hoy el capitalismo: condenan a la mujer por pensar diferente. Por eso se reprime a una madre que amamanta en una plaza, por mostrar un torso. Y algo mucho más grave son los femicidios que se suscitan a diario” manifestó Liliana Ezcurra, representante del colectivo Brazo Libertario y del movimiento Brujas en Resistencia.

Cerca de las 18hs con 40 minutos las activistas cerraron el carril con sentido sur de la Avenida 9 de Julio. Quemaron sus corpiños en señal de protesta y libertad.

Ezcurra reflexionó sobre el hecho del acoso en los espacios públicos, la búsqueda de la igualdad de género y opina que lo más preocupante es que se señale a la mujer como la provocadora de los actos de violencia machista.

El movimiento de mujeres es, sin dudas, un fenómeno en constante crecimiento. El masivo #NiUnaMenos realizado por dos años consecutivos, los ‘tetazos’, el Paro de Mujeres del 19 de Octubre que vivió nuestro país y el Paro Internacional de Mujeres que tendrá lugar el  próximo 8 de Marzo en decenas de países, son la muestra fehaciente de un cambio de etapa que ubica a las mujeres al frente de las disputas políticas.