Varios hospitales en la ciudad de Buenos Aires, entre ellos el Rivadavia y el Durand, se encuentran desde hace algunas semanas en conflicto con el gobierno porteño por falta de recomposición salarial y en reclamo de mejoras en el estado de la salud pública.



El pasado 23 de febrero se realizó una medida de fuerza en todos los hospitales públicos de la ciudad. En el marco de una fuerte pérdida de poder adquisitivo de sus trabajadores, el reclamo estuvo orientado por el pedido de “apertura de paritarias, recomposición salarial y condiciones dignas de trabajo”.

Rodolfo Arrechea, delegado de ATE en el hospital Rivadavia, explicó que “tenemos condiciones edilicias muy preocupantes. Recientemente teníamos un inminente traslado con cierre de cama de la unidad de terapia intensiva porque falló el sistema de oxígeno, al no haber aire comprimido para los respiradores. Esto es realmente preocupante y se extiende a otros servicios. Además se ha jubilado mucha gente y no tenemos el personal adecuado para brindar una atención adecuada. Esto no es una pelea contra nadie, pero creemos que tiene que haber nombramiento de nuevo personal y un trabajo en mejores condiciones.

En la misma línea, Héctor Ortiz, delegado del Durand, subrayó que “los trabajadores seguimos padeciendo el vaciamiento, el maltrato y el abandono”, y agregó: “están generando el agotamiento de los enfermeros, de los médicos, de los camilleros, de todos los trabajadores de la salud”. A su vez, sentenció que “nos quieren dar el 18% de aumento a pagar en seis cuotas, pero no podemos pagar el gas, la comida, la luz”.

Allí también se hizo presente el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, quien enumeró una cantidad de situaciones adversas que los trabajadores de la salud deben afrontar todos los días e instó a seguir construyendo unidad de la clase trabajadora. “Vamos a seguir fortaleciéndonos con los docentes, con los judiciales y con las organizaciones sociales. La semana que viene vamos a ir todos juntos a la Legislatura porteña a exigir la apertura de paritarias”, prometió.