Las voces del Ni Una Menos

Foto: Verónica Pita

El Grito del Sur le tendió el micrófono a mujeres y varones que contaron sus sensaciones de la marcha y la situación que atraviesa nuestra sociedad en cuanto a las diferentes formas de violencia machista.

El sábado 3 de junio no fue un sábado más. Una vez más, el movimiento de mujeres salió a la calle para marchar, juntas, desde Congreso a Plaza de Mayo pidiendo justicia por todos los femicidios, violaciones, por los funcionarios públicos que hacen oídos sordos a nuestros reclamos y para exigirle al Estado más presupuesto para destinar en espacios de cuidados hacia la mujer.

Miles de mujeres y varones, junto con organizaciónes políticas y sociales de todo el país, dijeron presente y fueron a darle batalla, una vez mas, al sistema patriarcal. El Grito del Sur dialogó con quienes acompañaron el reclamo para que nos cuénten un poco cómo ven el escenario. “Las enormes movilizaciones que gestamos, que atravesaron nuestro país y el continente desde el 3 de junio de 2015, con el grito Ni una menos, fueron la voz de nuestro hartazgo: Basta, basta de violencia machista, basta de complicidad estatal para esas violencias. Reclamamos prevención y cuidado, igualdad y justicia social. La demanda al Estado, tanto al Gobierno de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos como a los gobiernos provinciales, es clara: se trata de las políticas integrales de prevención de la violencia patriarcal y respuesta adecuada a las víctimas. Nunca pedimos el endurecimiento de las penas: tampoco menos libertades. Hablan por nosotras y dicen que queremos menos libertades sociales a cambio de una protección que nunca llega, pero esos pedidos siempre se vuelven contra el pueblo; sobre todo contra nosotras, que a la vez que nos dejan indefensas, nos criminalizan cuando queremos defendernos y nos persiguen cuando hacemos oír nuestro grito”, reza el documento de #NiUnaMenos que coronó la marcha.

Mural de voces
“Estoy cansada de salir de mi casa y tener que andar cuidándome cómo me visto, porque si me pongo una pollera mi mamá tiene miedo de que me violen. Tengo miedo de pasar por una construcción y que me metan adentro y me hagan algo”. Josefina, 16 años.

“Hoy marchamos, este 3 de junio porque el patriarcado condiciona nuestras vidas todos los días, mediante el acoso callejero, mediante la violencia machista que tiene diferentes maneras de manifestarse y, obviamente, porque queremos que ninguna piba más muera por su condición de género. No queremos que nos maten más cada dieciocho horas y porque creemos en el empoderamiento de la mujer como un sujeto que tiene mucho que dar en este periodo histórico. Estaremos todos los 3 de junio en la plaza”. Aldana Martino, 23 años, referente de Proyecto Popular.


“Estoy donde estamos todas las mujeres, siempre. Hay más gente que los años anteriores y creo que tiene que ver mucho con los medios de comunicación y también con que se están visibilizando más los casos. Creo que la red de mujeres se está fortaleciendo y esa fuerza hace que haya de pronto, más gente acá y que llegue a donde no llegó todavía.” Luciana, 28 años

“Estoy hace un par de meses en el país. En Colombia también se movilizan, son dinámicas distintas pero obviamente las dinámicas de los femicidios también se visibilizan mucho, a nivel general. Se habla mucho de que cada vez son más en la región de Latinoamérica, pero creo que es un fenómeno mundial. Quiero que se genere un poco más de conciencia y que la gente salga a las calles. Creo también que es difícil definir dónde empieza, pero ahora está más visibilizado. La violencia contra la mujer ha sido una constante en la historia de la humanidad, porque es funcional a las estructuras políticas y económicas. El hecho de que en el último siglo se haya visibilizado esto hace que haya mayor concientización y mayor análisis de la situación.” Lucia, 28 años

“Queremos pelear por todos los derechos de las mujeres, luchar por el aborto seguro, legal y gratuito, abolir la prostitución, acabar con la violencia machista, y meter presos a los femicidas. Luchamos por el cupo laboral trans, cobrar el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo. Son éstos los derechos que están vulnerados y sabemos que el primer responsable es el Estado, que no asigna presupuesto. El machismo es histórico, pero este cambio tiene que ver con algo cultural.” Micaela, 21 años

“Vengo a acompañar esta suerte de cruzada feminista porque me parece que está bueno que la mujer quiera reivindicar el rol que tiene en esta sociedad, que es, creo, incuestionablemente, machista. Se tienen que hacer valer por sí mismas. Hay mucha gente que a esta movilización le resta importancia y confunde las causas de los femicidios con la inseguridad, cosa que para mi no es así, porque los hombres no lo vivimos de la misma manera que lo viven ustedes: hay palabras, chistes, comentarios machistas que yo también hago que son producto de haberme criado en esta sociedad. Todos los insultos también son peyorativos hacia la mujer, como si la mujer tuviera la culpa.” Matías, 28 años

“Nosotros mismos vemos un montón de problemas que afectan a la sociedad. Desde ese lugar, decidimos acompañar hace mucho tiempo las cuestiones de género, por eso tenemos la comisión interna de género, y hoy estamos en la plaza, porque creemos que es un tema central de nuestra sociedad, los números hablan por sí solos, y van en aumento. Y no son sólo los femicidios, sino también situaciones cotidianas. Venimos a acompañar el reclamo para que se termine la violencia contra la mujer: el fútbol es un ámbito totalmente machista. Las cosas que se dicen y se cantan en la cancha son y siguen reproduciendo conductas machistas, y además Boca hoy en dia es un club donde se ponen de manifiesto un montón de cuestiones. Por citarte un ejemplo, la ex entrenadora de fútbol femenino fue despedida porque le dijeron que el cuerpo técnico era masculino, aún asi siendo campeona. Por eso, desde 2015 tenemos esta plataforma para cuestionar estas cosas, por ejemplo que se termine la categoría de “socio dama”, como si la mujer no pudiera formar parte de la categoría general que es ‘socio’.” Militante de Boca es Pueblo