Vecinos de La Boca salieron a las calles para exigir la libertad de Nicolás Maximiliano Arriola, un joven de 18 años que según sus familiaresfue apresado por portación de rostro.

Familiares de Nicolás Maximiliano Arriola, acompañados por organizaciones sociales del barrio de La Boca, se concentraron en Pinzón y Almirante Brown para exigir la liberación del adolescente y buscaron visibilizar la situación para obtener alguna respuesta oficial.

Arriola, joven de 18 años que juega en la “Liga del Potrero” en Boca y que está por ingresar en inferiores, es acusado del supuesto robo de un auto, cuestión de la cual no habría participado, según aseguran los testigos del hecho. Éste ocurrió el lunes por la tarde, cuando hubo una persecución de Avellaneda a La Boca. La policía detuvo a las dos personas que habían participado del supuesto robo del auto y también apresó a Nicolás Arriola y Agustín Lencina, que se encontraron con esa situación caminando por el barrio.

Lencina fue liberado luego de graves maltratos, pero en el caso de Arriola, desde el lunes la familia no puede verlo. Hasta ahora, el Estado les asignó un defensor oficial y, producto del corte de calle, se han acercado distintas organizaciones para solidarizarse y aportar en la asesoría legal gratuita de Nicolás.

“Él no estuvo en esa persecución”

Según la abuela de Nicolás Arriola, “él juega a la pelota, va con el profesor allá en la cancha de Boca, va a una colonia, va todas las mañanas a un centro de niños y adolescentes porque quiere ir. Todos pueden testificar que es buen pibe. Es inocente. Trabaja y estudia”. “La policía no me creyó, no me quiso agarrar las pruebas de que él no estuvo en esa persecución. Me lo mandaron a un penal, me lo lastimaron, quiero justicia”, se lamentó.