Luego de que una asamblea de vecinos y vecinas del barrio de Constitución pidiera la intervención de la Dirección de Acceso a la Justicia, el organismo solicitó al Ministerio de Cultura de la Nación que evite el cierre del cine Arte Cinema

Hace un mes y medio, los vecinos del barrio de Constitución fueron informados de que el cine Arte Cinema se cerraría debido a que el próximo 31 de julio finaliza el convenio que el complejo tiene con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Entre la espada y la pared, los usuarios del cine conformaron una asamblea barrial que juntó miles de firmas en contra del cierre y logró el respaldo de miles de personas y de organizaciones y expresiones del arte y la cultura, como las murgas Resaca murguera y Garufa de Constitución; los agrupamientos de actores Merda en Acción y Mujeres cineastas; la Asociación Argentina de Actores; estudiantes de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, y medios de comunicación de la zona.

Asimismo, el grupo de vecinos y vecinas que afronta este problema se presentó en la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO) para solicitar su intervención con el objetivo de frenar el cierre del único cine con el que cuenta el barrio de Constitución. Según consta en el Acta, “los vecinos manifiestan extrema preocupación porque el cierre del cine Arte Cinema atenta contra el fomento de la cultura, la educación y la inclusión social del barrio”. Por eso el organismo estatal decidió redactar un oficio judicial dirigido al ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto.

En la presentación, el titular de la Dirección General de Acceso a la Justicia, Julián Axat, solicitó al ministro que “se adopten medidas conducentes para la continuidad del funcionamiento del Cine Artecinema, en los términos que las actividades venían desarrollándose hasta la fecha” y que “se genere una instancia de diálogo entre las autoridades del Ministerio a su cargo y la asamblea de vecinos conformada a los fines de asegurar la continuidad del establecimiento”, al tiempo que puso a disposición del Ministerio de Cultura la participación de los equipos interdisciplinarios de la Dirección de Acceso a la Justicia para la resolución del conflicto.

Axat sostuvo en el escrito que el caso “demanda esfuerzos interinstitucionales para que la comunidad del barrio de Constitución no sea privada del acceso a bienes culturales y sociales, lo que implicaría un grave retroceso en cuanto al desarrollo humano de las poblaciones en condición de vulnerabilidad que residen en las inmediaciones del Cine”. Por su parte, los vecinos denunciantes ratificaron que el Arte Cinema “constituye un importante espacio de contención e inclusión social del barrio que por su oferta cultural y sus precios accesibles se ha convertido no sólo en un polo cultural, sino en un punto de encuentro de jóvenes y adultos, que se encuentra en una zona donde residen y circulan muchas personas en condiciones de vulnerabilidad social”.