La rectora del colegio Mariano Acosta criticó la decisión del Gobierno de la Ciudad de apartarla de su cargo. En una muestra de apoyo hacia su gestión, convocan para mañana a las 12hs a un abrazo a la institución. 

Dos meses atrás, Raquel Papalardo denunció el ingreso de policías armados al colegio Mariano Acosta con el objetivo de acallar un reclamo estudiantil. Esta exposición pública generó una serie de aprietes que también fueron denunciados por la rectora: en medio de una intimación para jubilarse, el 30 de junio recibió la notificación de que fue cesada en su cargo por decisión del gobierno de la Ciudad.
“Esto, aunque es sorpresivo, de alguna forma se veía venir. Fue hace sólo dos meses que, por apoyar una medida de nuestro centro de estudiantes y denunciar públicamente la entrada de los policías a los colegios, le informaron que los papeles para su jubilación estaban listos y que vaya a firmarlos, lo que fue una clara acción de amedrentamiento y persecución política”, señalaron desde el Centro de Estudiantes del Mariano Acosta.

A lo largo del fin de semana Papalardo recibió muestras de apoyo y solidaridad por parte de toda la comunidad educativa, de colegas y gremios, pero también realizó declaraciones para contar lo sucedido. “Me cesaron de todos los cargos que yo detento en la ciudad de Buenos Aires. Hay una persecución política a los docentes y, en particular, hacia mi persona. Ellos creen que, matando al mensajero que soy yo, van a matar las ideas de la escuela. Y están equivocados. A lo mejor quieren poner a alguien que sea de su palo”, denunció en el programa “Parte del aire”, que se transmite por AM 750.

Por esta razón, la comunidad educativa convocó a un abrazo al colegio en apoyo a la rectora depuesta. “Ninguna persecución. Ninguna decisión unilateral. Continuidad de Raquel Papalardo. Lunes 3 de julio a las 12.00 abrazamos el Mariano Acosta.”, afirmó el secretario general de UTE-CTERA, Eduardo López.