El joven militante social, que desapareció durante la represión de Gendarmería en una localidad de Chubut, es buscado hace 7 días por sus familiares, colectivos de derechos humanos y organizaciones sociales de todo el país. La ONU sumó su respaldo a la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Santiago Maldonado era mucho más que un joven viajero que partió de Buenos Aires para instalarse en la zona de El Bolsón. Su historia de vida, con todos los lugares recorridos, lo llevó a convertirse en un militante social que luchaba por causas justas. Cuando este muchacho de 28 años se enteró de la pelea que viene llevando la comunidad mapuche para liberar a su líder Facundo Huala, inmediatamente decidió viajar al lugar para solidarizarse con la lucha.

En Lof Resistencia Cushamen, pequeña localidad de Chubut, Santiago fue visto por última vez corriendo en forma desesperada para salvar su vida ante la lluvia de balas de plomo y goma, que recibió por parte de la Gendarmería en la represión que sufrió toda la comunidad durante el reclamo. En ese instante fatal, según el relato de las personas que pudieron escapar, habría sido capturado por el aparato represivo de la fuerza de seguridad.

“Lo concreto es que hace varios años los pueblos y naciones originarias vienen sufriendo la persecución, criminalización, y represión, además del robo constante de sus tierras por parte de empresarios como Benetton o hasta los de la propia familia del presidente Macri, en todo el territorio, y cada día estos crímenes, este genocidio se incrementa cada vez más”, denunciaron los familiares de Santiago Maldonado, que recibieron el respaldo de más de un centenar de organizaciones y dirigentes que pregonan por su aparición.

Maldonado peleaba contra todas estas injusticias y hoy se encuentra desaparecido. Todos los caminos apuntan a la Gendarmería, fuerza nacional que depende de la Ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich. Precisamente, la funcionaria del gobierno de Macri sostuvo que “no hay ningún indicio” de la responsabilidad de Gendarmería y de la presencia de Santiago en el lugar, “porque todas las personas estaban encapuchadas”.

Frente a la indiferencia del gobierno nacional, la ONU decidió actuar con más contundencia. El Centro de Estudios Legales y Sociales se encargó de difundir el urgente pedido del organismo internacional al Estado Argentino, exigiendo “una estrategia integral y exhaustiva para la búsqueda y localización (…) y todas las medidas urgentes que sean necesarias para buscarlo y localizarlo, tomando en cuenta los datos proporcionados por los miembros de la comunidad mapuche Pu Lof presentes durante la acción represiva”.

La preocupación por un posible nuevo desaparecido en democracia llegó a los oídos del mundo, al igual que el encarcelamiento de Milagro Sala. También se hizo eco del tema y pidió la aparición con vida del joven el dirigente Facundo Jones Huala, desde su “prisión política, arbitraria, ilegítima y abusiva”, que fue el desencadenante que convocó a Santiago a salir a las calles para reclamar por la liberación del referente mapuche.