El asesinato de otra joven devino en una nueva movilización. Una multitud volvió a reclamar justicia y medidas concretas para erradicar la violencia contra las mujeres.

“¡Queremos justicia/ nos van a escuchar/ Anahí hoy vinimos a marchar!”, se cantó ayer en la marcha para exigir justicia por Anahí, la joven de 16 años cuyo cuerpo fue hallado el viernes enterrado a quince cuadras de su casa, en una reserva ecológica de Lomas de Zamora, tras haber sido buscada intensamente por sus familiares y amigos durante una semana. 

“No estamos todas, el estado es responsable”, “Disculpe las molestias, nos están matando”, “somos el grito de las que ya no tienen voz” fueron algunos de los mensajes en los carteles que se leían entre la multitud que se movilizó desde Avenida de Mayo y 9 de Julio hacia el Congreso, y que también pidió la aparición con vida de Nadia Rojas.  

Al frente de la columna, como estandarte, una bandera blanca pedía justicia por Anahí. La sostenían un grupo de adolescentes que lloraban sin consuelo: no es justo a esa edad lamentar el asesinato (otro más) de una compañera. Como se ve cada vez que las mujeres salen de luto ante un nuevo femicidio, abundaban los abrazos para darse fuerza, no bajar los brazos y seguir luchando. 

“Es muy grande la energía que se maneja acá de todas las mujeres y los hombres que pueden venir a acompañar. Se siente la potencia, el feminismo, y todo lo que guardamos dentro de cada noticia. Lo venimos a expresar acá, quiero que se hagan muchas marchas porque es la prueba de lo que nos pasa. Es importante la conciencia que estamos tomando las mujeres y también hacer consciente a los demás para contarles lo que es el feminismo”, reflexionó una de ellas, Malena, de 16 años.

También, al frente, marcharon las referentes de la lucha de género. “Yo creo que los hombres, el patriarcado, nos han declarado la guerra, y nosotras estamos tratando de organizarnos,  de fortalecernos, pero cada día tenemos una mujer muerta”, le dijo a El Grito del Sur Alika Kinan, sobreviviente de trata de personas y la primera mujer que logró llevar a sus proxenetas a un tribunal. “El estado es responsable de esta situación, y esto no es nuevo: no se han tomado las medidas correspondientes y no se han destinado las partidas presupuestarias para poder erradicar esta violencia que sufrimos las mujeres diariamente. No hay intención de resolverlo. Y esto no es aleatorio, cada una de las medida que está tomando el gobierno , cada una de las medidas que no toma es para precarizarnos más todavía, para poder someternos de una manera espantosa, en un contexto de ajuste, de miedo, de represión”, reflexionó. 

Myriam Bregman, candidata a legisladora por el FIT, aseguró que le consta “el esfuerzo que hicimos, junto con otras diputadas, para presentar un proyecto para que se trate una ley contra la violencia de género”. “Duele mucho cuando ocurre un nuevo caso y nos queda la duda si se podría haber evitado, si se podría haber avanzado  en medidas para que las mujeres tengan donde recurrir.  El gobierno de Mauricio Macri recortó presupuesto porque no le interesan las políticas de género, tiene muchas declaraciones absolutamente machistas que podemos recordar. En CABA, se gastan  4 millones por día de presupuesto publico para campañas como ‘Agrade-selfie’  y pensamos cuan útil sería destinarlo a políticas para erradicar este tipo de violencia”, sostuvo. 

Foto: Aldana Mansilla

Estuvieron, además, los varones. Mariano, de 39 años, fue a marchar porque la noticia del asesinato de Anahí le pareció “un horror” y confesó que le “pegó mal”. “Por desgracia, es previsible. Hay una gran diferencia entre los pibes que no tienen que avisar cuando llegan y sí las pibas, que no pueden salir, estamos en una situación jodida”.

Los relatos y la fuerza de las mujeres es un reflejo de que no no vamos a quedar calladas hasta terminar con estas cifras escalofriantes. Por ahora, seguimos buscando a las que faltan y movilizándonos para exigir justicia por las que ya no están.