Entrevista a Gildo Onorato, de la CTEP

“El Gobierno prioriza a la Sociedad Rural sobre el problema del hambre”

En el marco de la masiva movilización por San Cayetano, el Grito del Sur dialogó con el dirigente del Movimiento Evita y referente de la CTEP. 

“Todos los bloques de diputados apoyaron la Emergencia Alimentaria, menos el de Cambiemos”, sostuvo en diálogo con El Grito del Sur Gildo Onorato, pocas horas después de la multitudinaria movilización por San Cayetano, de la que fue uno de sus protagonistas. Entre otras definiciones, el dirigente afirmó que “la CTEP le da comer a 950 mil personas”, que en los barrios “bajó el consumo de alimentos” y que el “Gobierno no quiere dialogar” con las organizaciones de la economía informal.

Uno de los reclamos que se expusieron durante la jornada fue la aprobación de una ley de Emergencia Alimentaria, ¿vos crees que hoy en día la situación social nos exige discutir estos temas?, ¿hoy en los barrios se vive hambre? 

Para que todos se den una idea, entre las 30 organizaciones que integramos la CTEP estamos alimentando a 950 mil personas en comedores y merenderos de todo el país. En los barrios efectivamente se dió una caída drástica en el consumo de los alimentos esenciales de la canasta básica. Hay una alimentación absolutamente incompleta que a los pibes les impide integrarse a cualquier proceso de aprendizaje en el sistema educativo. Son pibes que más allá de las desventajas socioeducativas, tienen desventajas efectivas para enfrentar la vida. En este marco nosotros llevamos propuestas y queremos dialogar, por eso estuvimos en el Congreso y nos reunimos con 6 bloques opositores, y el bloque de Cambiemos no apareció. Además, planteamos que se debe hacer un desembolso para fortalecer las unidades productivas de la economía popular que producen alimentos, de hecho ya hay una ley -la ley de Fomento de Agricultura Familiar- que establece esto pero que aún no ha sido reglamentada.

Evidentemente para el gobierno no es una prioridad discutir la situación alimentaria de los afectados por el ajuste…

Luego de una de las jornadas de lucha que hicimos, nos citó la ministra Carolina Stanley. Le advertimos que íbamos a salir a la calle por la Emergencia Alimentaria porque nos preocupaba, y le pedimos que convenza a los diputados de Cambiemos para que acompañen. Cuando tratamos el tema en el Congreso, estuvieron presentes todos los bloques opositores, pero el oficialismo faltó. A nosotros no nos importe darle una derrota al gobierno, nosotros queremos que se voten las leyes y que después se implementen. Por lo tanto, entiendo que para el gobierno es más importante juntarse con la Sociedad Rural que resolver el tema del hambre de las futuras generaciones.

El gobierno continúa sosteniendo un diagnóstico positivo de la situación económica actual. Dice que aparecen algunos brotes verdes y que el empleo repunta, ¿será por esa evaluación del presente que no priorizan estas discusiones?

Lo que pasa es que las mejoras macroeconómicas tienen un impacto casi nulo en los sectores populares. Porque estamos hablando de una población económicamente activa de 24 millones de argentinos, de los cuales la mitad son trabajadores informales, desocupados o personas que se generan su propio trabajo en la economía popular. Así que pueden existir esos supuestos repuntes en los sectores formales del trabajo pero a nuestros compañeros, que viven en una economía de descarte como le dice Francisco, eso no llega de ninguna manera si no hay una política focalizada y direccionada desde el Estado para que existan menores desigualdades y no vemos que suceda eso sino todo lo contrario, sino no se explica porque hoy había 300 mil personas en la Plaza.

¿En qué situación se encuentra la implementación de la Ley de Emergencia Social?

Se está implementando pero con muchas demoras, estamos a mediados de Agosto y se ha implementado menos del 40 por ciento del presupuesto asignado por ley. Así que estamos esperando que el gobierno haga los desembolsos correspondientes y que se sigan inscribiendo trabajadores para empezar a regularizar la situación.

La movilización de hoy se da a siete días de las PASO, con un fuerte tono opositor, ¿Podría interpretarse como un acto de campaña?

Nosotros arrancamos la pelea por la Ley de Emergencia Social el 7 de Agosto pasado y la celebración del patrono del trabajo y del pan se celebra los 7 de Agosto. La fecha de las PASO las fijó el gobierno, y no se puede festejar San Cayetano la semana que viene. Por supuesto que igual es una fecha incómoda, pero no hay especulación política, si hubiese especulación cada espacio hubiese priorizado que su candidato sea la figura central, pero la figura central de la movilización hoy fueron los humildes, los trabajadores. Lo que se vio hoy en todo momento fue gente humilde que se manifestó sin ninguna especulación política, porque el hambre no es partidario, el hambre no define si estas en una organización o en otra, nuestros compañeros viven en las mismas manzanas, en los mismos barrios y tienen los mismos problemas; son de diferentes organizaciones pero eso no quita que no nos hermanemos en la pelea y el mensaje que queremos dar es que el hambre no puede esperar hasta octubre, que necesitamos respuestas concretas hoy porque estos problemas si no se resuelven tienden a agudizarse y si se agudizan podemos llevar a tener un desborde importante, porque ninguna sociedad es estable con el 40 o 45 por ciento de personas por debajo de la línea de pobreza o de indigencia.

¿Cómo sigue el plan de lucha del sector de los trabajadores informales?

En principio tenemos la convocatoria del 22 de Agosto de la CGT y esperamos que el gobierno reflexione, que interprete que nosotros siempre hemos tenido la mejor predisposición para el diálogo, siempre hemos acompañado cada una de nuestras protestas con propuestas, con propuestas ejecutivas y legislativas para resolver los problemas sin especulaciones.