Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, Estela de Carlotto, de Abuelas, y María del Carmen Verdú, de CORREPI, coincidieron en condenar la feroz represión tras la marcha de ayer por Santiago Maldonado y denunciaron al Gobierno de ejecutar un "plan manipulador".

Dos horas después del cierre de un acto en el que 250 mil personas exigieron en paz la aparición con vida de Santiago Maldonado y la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la Policía de la Ciudad, en un operativo desmedido, arremetió contra un grupo de supuestos manifestantes sobre una Avenida de Mayo casi desierta. “Creo que hay un plan de represión, un plan de no tolerar una movilización correcta como fue esa, con miles y miles de personas reclamando la aparición con vida de Santiago”, denunció esta mañana la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, en declaraciones a Radio Cooperativa.

“Fue una represión brutal”, insistió Cortiñas, quien señaló que durante la tarde “una enorme cantidad de policías de civil” ya había prendido las alarmas entre los organizadores de la marcha, que bregaron por una desoncentración en paz previendo la utilización política por parte del Gobierno de las imágenes de una posible represión, que terminó consumándose. Y agregó: “Uno no quería que volviera a repetirse ese espectáculo. Con los años se había logrado que las movilizaciones terminaban y cada uno a su casa, pero acá la Policía actuó prepotente como la conocemos y hubo respuesta”.

Conferencia de prensa de Correpi en la comisaría 15ta

En sintonía, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, sostuvo que “los incidentes estuvieron armados. No es la primera vez. Parece que están detrás de los árboles escondidos y aparecen porque les dan la orden”. Y señaló al Gobierno como responsable: “Esta gente quiere volver para justificar estos desmanes con la teoría de los dos demonios. Es mala gente”, denunció.

En tanto, la abogada de la Coordinadora contra la Represión Estatal e Institucional (Correpi) María del Carmen Verdú, brindó una conferencia de prensa este mediodía desde la Comisaría 15 de la Ciudad, donde se encuentran alojados la mayoría de los detenidos tras la brutal represión de anoche. “La represión fue una clara acción política ejemplificadora y de escarmiento y una clara acción política contra la prensa”, remarcó Verdú, quien aseguró que son mas de 30 los detenidos confirmados.

Foto: Emergentes

“Estamos muy preocupados, porque en ningún momento pudimos acceder a ver a los detenidos, no para romper la incomunicación, sino para poder constatar el estado de salud de los detenidos”, sostuvo. “Eso de tapar que cientos de miles de personas en una Plaza sea la tapa de los diarios con una represión, es un viejo truco”, dijo más tarde en declaraciones a Radio Con Vos.