A lo largo y ancho del mundo, los ecos de la desaparición forzada de Santiago Maldonado se hicieron sentir con fuerza durante la jornada de protesta que se realizó a 1 mes de la última vez que se lo vio con vida. Crónica de nuestro enviado con lo ocurrido en Ecuador.

Durante la jornada del 1 de septiembre, se realizaron protestas en diferentes embajadas del mundo reclamando la aparición con vida de Santiago Maldonado. En Reino Unido, España, Brasil, Francia, Uruguay, Chile, México, Austria y los Estados Unidos, entre otros lugares, la convocatoria surtió efecto a través de las redes sociales y tuvo en muchos casos masivo respaldo. Allí las miradas fueron de incredulidad frente a un hecho que vuelve a poner en agenda el problema de las desapariciones forzadas en un Estado de Derecho.

En Ecuador, por ejemplo, las repercusiones fueron importantes. Diferentes sectores sociales y políticos no permanecieron indiferentes frente a la jornada que recordó el primer mes de la desaparición del joven activista. Allí la plaza del Teatro Sucre, ubicada en el centro de la ciudad de Quito, fue epicentro de una vigilia en horas de la noche, que también pidió por la liberación del dirigente mapuche Facundo Jones Huala, luego liberado.

Carolina Atencio, argentina que vive en Ecuador y que trabaja en la Casa Catapulta -centro cultural que alberga a varios colectivos sociales-, fue la principal organizadora de este evento. “Fue una idea que se compartió a la mayoría de Casa Catapulta y como argentinos el tema nos importa. Además, en redes sociales vi que amigos de mi país y amigos ecuatorianos compartían la imagen de Santiago Maldonado. Entonces, empezamos a convocar gente y a las organizaciones de desaparecidos de acá. Nuestra idea era hacerlo en la embajada de Argentina (en Ecuador), pero a esa hora ya está cerrada y por este motivo lo realizamos en la plaza del  Teatro”, sostuvo la joven que también dicta clases de danza en aquel país.

La Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en el Ecuador (Asfadec) también se pronunció sobre este caso que conmociona a nivel internacional. Además criticaron el proceder de la justicia en Sudamérica. “El ocultamiento, esa forma de lavarse las manos por parte del Estado y la estigmatización de personas, ocurre no sólo en Argentina sino también aquí en Ecuador. El hecho de que el Estado argentino no dé respuestas ya lo hace responsable por omisión”, argumentó Alix Ardila, ciudadana colombiana que milita en Asfadec y busca a su hija desaparecida en Quito desde el año 2012. Ardila contó a El Grito del Sur que de igual forma en Colombia se está formando un sólido movimiento por redes sociales para solidarizarse con el joven desaparecido en Chubut.

Telmo Pacheco, presidente de Asfadec, elogió la lucha y la solidaridad argentina dentro y fuera del territorio para pedir justicia: “Esto no puede estar sucediendo en ninguna parte del mundo. La policía se supone que está para brindar seguridad y no para desaparecernos. Argentina es un referente de la lucha contra las desapariciones forzadas en la época de la dictadura militar”.

Desde Quito, Pacheco mandó un mensaje a la familia de Maldonado, a las organizaciones sociales y a todos los que piden su aparición con vida. “Como Asfadec, nuestro mensaje para los argentinos es que todo el pueblo se una más, para presionar a los responsables”.