Persecución política y judicial contra las Madres

“Mientras tengamos vida, estaremos peleando”

En un nuevo capítulo de la embestida oficial contra las Madres de Plaza de Mayo, un juez intentó allanar la sede de la Asociación a dos días del levantamiento de la feria judicial."Esto viene desde hace mucho tiempo, desde que las Madres dijimos que era nuestro enemigo el gobierno", argumentó en conferencia de prensa Hebe de Bonafini.

Ayer fue otro día agitado para el sector de Madres de Plaza de Mayo que encabeza Hebe de Bonafini. Desde diciembre de 2015 hasta la actualidad, han sido pocos los días de tranquilidad y descanso debido a la gravedad del enfrentamiento entre la entidad de derechos humanos y el gobierno nacional. Acusaciones cruzadas entre ambos bandos, el intento de arrestar a Hebe, la pelea por la Universidad de Madres, la quita de baldosas con los pañuelos blancos de la Plaza de Mayo y, como última novedad, el intento de allanar en la mañana de ayer la sede de la Asociación, ubicada en Hipólito Yrigoyen 1578. Éstos constituyen apenas algunos de los capítulos centrales de una guerra que parece no tener fin.

“Esto viene desde hace mucho tiempo, desde que las Madres dijimos que era nuestro enemigo el gobierno”. Hebe de Bonafini

La orden de allanamiento, firmada por el juez Javier Consentino a dos días del fin de la feria judicial, tenía el propósito de realizar un inventario. Según el documento judicial, de advertirse “algún tipo de riesgo en la conservación de los bienes inventariados”, los funcionarios judiciales están facultados para “proceder a la inmediata clausura del inmueble y/o de los sectores donde se encuentren depositados” y “requerir el auxilio de la fuerza pública”.

Unas 50 personas, con Hebe de Bonafini a la cabeza, impidieron el acceso de una abogada, un juez, un síndico y un escribano. “Al no aceptar participar de la Universidad tal como ellos la propusieron, sacando las cosas que habíamos sido creadoras las Madres, nosotros no queremos saber más nada y no queremos que usen nuestro nombre. Entonces ellos empezaron a querer este edificio para que sea de la fundación. Esto no es de la fundación, es de la Asociación. Tenemos todo para comprobar que es nuestro. Ellos se quieren quedar con todo, se quieren quedar con el archivo no porque les interese, sino para destruirlo. Están destruyendo la memoria. Nosotros no queremos dejarle nada a ningún gobierno ni un partido, esto es del pueblo. No tenemos nada que ocultar, queremos que se vea y que se muestre”, aseguró en conferencia de prensa la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

La referente de derechos humanos señaló en diálogo con algunos medios que “todas tenemos más de 90 años y es una vergüenza que a esta altura de la vida, después de haber peleado tanto por la libertad, la justicia, por el trabajo y la educación para todos, tengamos que estar hoy peleando por esto. Tendríamos que estar tranquilas en nuestras casas. Sin embargo, tenemos que estar en la batalla. Mientras tengamos vida, estaremos peleando”.

Por otra parte, este sábado 3 de febrero a las 18:30 el ECuNHi, la Casa de las Madres de Plaza de Mayo, abre sus puertas junto a las Madres para realizar la entrega de las baldosas de los pañuelos blancos pintados por el pueblo. “Las baldosas de la Plaza pasarán a formar parte del archivo más grande de Latinoamérica en materia de Derechos Humanos. Esta construcción colectiva será para cuidar y conservar parte de la memoria histórica de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo”. La cita será en Avenida del Libertador 8151.