Mientras el Presidente anunciaba desde Olivos una supuesta merma en los índices de pobreza antes de irse vacaciones, los trabajadores de la economía popular coparon el centro porteño en rechazo del ajuste en los Programas para cooperativistas. El conflicto, que se desató a principios de este año, va para largo.

Mientras el Presidente anunciaba ayer que la pobreza bajó cinco puntos según las mediciones del Gobierno, miles de trabajadores de la economía popular marchaban al ministerio de Trabajo contra el recorte de los planes paliativos precisamente de la pobreza. La tríada de San Cayetano (CTEP, CCC y Barrios de Pie) volvió a dirigir sus columnas nutridas desde el conturbado hacia las oficinas donde atiende Jorge Triaca, de quien dependen la asignación de los salarios de los y las cooperativistas organizados. El reclamo es contra un atraso en los cobros que, en un contexto en el que voces oficiales acusan a las organizaciones de “poco transparentes” en el manejo de los planes, suena a recorte encubierto.

“Hasta ahora son casi 500 compañeros que no cobraron y van a ser 18.000. Esa decisión del gobierno se enmarca en un plan de ajuste y nosotros le vamos a responder con organización popular en la calle, con movilización, con más unidad. Vamos a ir a hablar con cada sindicato de la CGT y de la CTA”, denunció Esteban Gringo Castro, secretario general de la CTEP, durante el acto que tuvo lugar sobre la Avenida Paseo Colón.

“Macri anuncia hoy que bajó la pobreza. Una cifra demagógica. Porque en realidad sube la indigencia. Eso quiere decir que hay más compañeros y compañeras que la pasan peor porque no llegan ni a comer una vez por día. Ni hablar de otros servicios a los que no acceden como salud, educación, agua potable. En los barrios no hay ni trabajo ni changas. Esa situación no pinta un panorama alentador como quieren hacer ver”, afirmó, por su parte, Gildo Onorato, dirigente de CTEP y del Movimiento Evita.

Las organizaciones desconcertaron, previo paso por Casa Rosada, con la amenaza de “una jornada nacional de lucha con movilizaciones en las rutas de todo el país junto a las organizaciones sindicales” para la segunda semana de abril si el Gobierno no responde.

En paralelo, el que también recibió a lxs movilizadxs fue el Gobierno porteño, que por primera vez en años empieza a tener enfrente una coordinación sólida de gremios y organizaciones sociales con reclamos similares. Todo empezó con un corte a las 7AM en la esquina de Callao y Corrientes en rechazo al 15 por ciento de aumento paritario ofrecido por el Ejecutivo que conduce Horacio Rodríquez Larreta para los cooperativistas porteños, que se enfrentan al mismo techo salarial que los estatales de ATE, los docentes de UTE y los trabajadores del SUBTE, entre otros gremios.

Más tarde, se movilizaron desde Plaza Constitución hacia las nuevas oficinas del Ministerio de Espacio Público, frente al Parque Lezama, para reclamar “mejores condiciones de vida en los barrios más postergados”. Hasta allí marcharon Barrios de Pie, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Polo Obrero (PO) y la Federacion de Organizaciones de Base (FOB), entre otros. Los puntos que se plantearon fueron la ampliación de los programas de trabajo existentes y la implementación de un ‘Plan Ambiental Integral’ en nuestros barrios, villas, y asentamientos. Conquistamos el compromiso de una mesa trabajo con el ministerio y la subsecretaria de higiene para desarrollar proyectos que den empleo a las y los desocupados de los barrios y mejoren el habitat de todxs lxs vecinxs.