La oposición porteña convocó a una sesión especial en la legislatura para rechazar el tarifazo. Sin embargo, los legisladores oficialistas no bajaron al recinto para discutir los aumentos que ya le llegaron a cientos de miles de vecinos de la Ciudad.

Las diferentes bancadas opositoras de la legislatura porteña intentaron discutir el tarifazo en la sesión especial que habían convocado para hoy. El propósito fue generar una declaración de repudio a la decisión del gobierno nacional de aumentar las tarifas de luz, gas y agua. Sin embargo, el bloque Vamos Juntos (PRO + Coalición Cívica), que cuenta con mayoría propia en el recinto, decidió vaciarla e impidió el tratamiento de un tema que preocupa cada vez más.

Los diferentes bloques de la oposición habían reunido las 20 firmas necesarias para convocar la sesión extraordinaria. El tarifazo necesitaba el quórum de 31 legisladores para ser debatido. El pedido fue impulsado por el bloque del FIT y contó con el apoyo de Unidad Ciudadana, Bloque Peronista y otros. “La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires reclama al gobierno nacional que los tarifazos en los servicios públicos se retrotraigan integralmente al 10 de diciembre del 2015 y se abran los costos y libros de las privatizadas y contratistas a la consideración popular, para que se conozcan sus verdaderos números y el gran desfalco contra el pueblo. En el mismo sentido la Legislatura reclama al gobierno nacional la resolución que desreguló el precio de las naftas”, sostenía la declaración.

Lo cierto es que los legisladores oficialistas no asistieron a la sesión especial y no se pudo tratar el tema de las tarifas. “Esta es la respuesta de los legisladores de Vamos Juntos a la gente que está sufriendo los tarifazos. No quieren discutir cómo están afectando a las familias, las pymes y los comercios que no pueden pagar las cuentas”, sostuvo el legislador Mariano Recalde, de Unidad Ciudadana.

Por su parte, Myriam Bregman (PTS-FIT) consideró que “fuimos disparadores de esta iniciativa y reunimos las veinte firmas que se necesitaban para convocarla. Lo hicimos porque queremos discutir a fondo los tarifazos. Pero el oficialismo se niega. No quiere debatir el principal problema que hoy afecta los bolsillos del pueblo de la Ciudad”.

La oposición buscaba en la Legislatura porteña acusar a Macri y Aranguren como los responsables del alza inflacionaria y de las diferentes manifestaciones populares ocurridas contra los tarifazos en los servicios públicos. No lo logró, al igual que en otras ocasiones donde se trataron temas sensibles para el gobierno nacional. Luego el oficialismo logró aprobar el proyecto de ley que habilita obras en la Costanera Norte de la Ciudad, para crear el denominado Distrito Joven.