Según denuncian los trabajadores del hospital, ya hay 5 despidos confirmados. Sospechan que la lista puede llegar a los 60. Habrá un acto el miércoles.

El ajuste llegó al Garrahan. Cinco trabajadores de planta permanente del hospital fueron cesanteados durante las útlimas semanas y la junta interna de ATE Capital denunció la existencia de una lista de otros 60 despidos por venir.  Lxs trabajadorxs denuncian la grave irregularidad con la que justificaron las cesantías. Así es el caso de un enfermero con 28 años de antigüedad, cesanteado por supuestas faltas injustificadas, los justificativos médicos presentados habían sido rechazados pero nunca nadie lo notificó. Otro de los casos es el de una embarazada a la que directamente se la cesantea por estar embarazada junto a una prolongada licencia. También, casualmente, entre las cinco personas, dos de ellas son personas relacionadas a la actividad gremial dentro del hospital. Y destacan que en todos los casos son empleados pertenecientes a la planta permanente del hospital y que por lo tanto no pueden ser despedidos.

Alejandro Lipco, delegado Junta Interna comentó en diálogo con El Grito del Sur que “es claro que el Garrahan hoy está gobernado por un consejo de administración integrado por funcionarios designados a dedo que acompañan el ajuste oficial”. Y desde la Asociación de Profesionales y Técnicos del hospital remarcan que “cesantearon a estas personas, pero en la lista hay bastantes más”.

Desde la Junta Interna también sostienen que no es casualidad que este conflicto se esté dando en el marco de la lucha por el cierre de la paritaria. La oferta es de un aumento del 15%, los trabajadores exigen 25%; en ese marco, sostienen que a partir de ahora en cada medida que lleven a cabo mantendrán en alto las dos banderas, la que exige la inmediata reincorporación de los compañeros cesanteados injustificadamente y la que reclama un suba salarial que no degrade el poder adquisitivo de los trabajadores del hospital.

Tanto la Junta Interna como la Asociación de Profesionales se reunirán esta semana en sus respectivas asambleas para definir la continuación del plan de lucha para frenar este ajuste a la salud pública. Se espera que haya un acto el miércoles para continuar el plan de lucha.

En los últimos días se hizo viral la carta escrita el año pasado por el ex director del hospital al enterarse de la noticia de su despido. “Me echan porque ellos quieren avanzar hacia una política de achique y privatización y encuentran en mi persona un escollo”, sostenía la carta.