La Cámara de Senadores debatirá durante todo el día la ley que busca retrotraer el cuadro tarifario de agua, luz y gas. Un eventual veto del presidente Macri podría provocar fuertes medidas gremiales.

El PJ-FPV cuenta en la Cámara de Senadores con los votos necesarios para sellar durante esta jornada una sanción definitiva al proyecto de ley que pone un freno a la serie de tarifazos impuestos por el gobierno nacional. De esta forma se busca retrotraer el cuadro tarifario de los servicios de agua, luz y gas a los valores de noviembre de 2017.

¿Qué consecuencias tendría esta aprobación? El presidente Mauricio Macri calificó a este proyecto como “inconstitucional” y pidió al “peronismo responsable” que no se deje conducir por “las locuras” de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El mandatario de Cambiemos aseguró que, al igual que con la ley anti-despidos en el año 2016, la ley será vetada por el Ejecutivo en caso de ser aprobada.

Referentes sindicalistas opositores ya anunciaron que un eventual veto generaría las condiciones para nuevas medidas de protesta, dentro de las cuales aspiran a llamar a otro paro general. El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó días atrás que “si se veta, sería el tercero en dos años, me parece que ya sale de la democracia. Hay que hacer algo para que entiendan que esto no es una dictadura”. Por su parte, el secretario general de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano, sostuvo ayer que “no vamos a resignarnos a que nuestros hijos tengan frío por no poder prender la estufa, o que estudien con una vela por no poder pagar la luz. Si hay veto, hay movilización”.

Será una jornada clave en la Cámara Alta, donde el gobierno nacional logró frenar otras medidas a partir del estrecho vínculo entre el presidente Macri y buena parte de los gobernadores peronistas. El de hoy se avecina como el principio de un posible resquebrajamiento de ese vínculo.