Sindicatos universitarios, agrupaciones de investigadores y estudiantes realizaron una marcha de antorchas que culminó en la Plaza de Mayo. Denunciaron los recortes en la universidad y exigieron un aumento salarial del 25%.

Cerca de 25.000 personas se dieron cita en la Plaza de Mayo para reclamar un aumento salarial diez puntos por encima del ofrecido por el gobierno (15) para los y las docentes, y denunciar el ajuste del gobierno sobre la educación pública. CONADU, CONADU Histórica, FAGDUT, CTERA, SADOP, FUBA y FULP, entre otras, fueron las organizaciones que engrosaron las filas que se movilizaron a al compás de “unidad de los trabajadores, al que no le gusta, se jode”. Durante el día, numerosos referentes políticos y sociales expresaron su adhesión a la medida, entre las más destacadas se cuentan Estela de Carlotto y Taty Almeida.

En la última reunión con el gobierno, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) volvió a ofrecer un 15 por ciento de aumento en cuotas, solo retocaron la distribución de las cuotas: 4% en mayo, 5% en agosto, 3% en noviembre y 3% en diciembre. Los trabajadores y las trabajadoras aseguran que para sostener su poder adquisitivo necesitan un aumento del 25% e incluir una cláusula gatillo para asegurar su estabilidad ante un clima económico inestable.

“Como lo hicimos en el 2001 cuando nos recortaron el 13% y salimos a las calles a resistir y tuvieron que renunciar el Ministro de Economía y el de Educación, vamos a seguir luchando, no vamos a bajar los brazos”, sentenció Carlos de Feo, secretario general de Conadu, dándole cierre al acto.

La siguiente parada será la Marcha Federal Educativa, que comenzará el próximo lunes 21 en el resto del país y culminará en la Capital Federal el miércoles 23, y en la que se espera sea una contundente demostración de fuerzas.