Después de casi dos meses de debate el miércoles se votará la media sanción de la ley de interrupción legal del embarazo. Pujas de poder, marchas a favor y en contra y un fuerte apoyo de la sociedad civil a la medida marcan el panorama de la final del mundial de las mujeres donde la copa es la soberanía sobre sus propios cuerpos.

Es la final, el partido que millones de argentinas estamos esperando. El último spint de los 100 metros llanos. Los 5 minutos de tiempo adicional que da el árbitro en un partido parejo y definitorio. El round 15 de una pelea que lleva siglos pero que recién comienza. Este miércoles se debate el aborto en Diputados y la tensión comienza a escalar.

Ayer salieron a las calles un importante número de personas que se oponen a la legalización del aborto. Si bien las marchas se replicaron en todo el país, las principales manifestaciones se registraron en Tucumán y Mendoza, donde los militantes “pro-vida” salieron bajo las consignas “yo voto por la vida” y “no cuenten conmigo”. Como suele suceder en este tipo de manifestaciones, ocupó un lugar central el feto gigante de papel maché que gustan en llevar quienes rechazan el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo.

Mientras tanto son 15 los diputados que continúan indecisos. Aquellos que no han definido su voto son un colectivo heterogéneo, que incluye desde representantes del Frente para la Victoria hasta diputados del PRO y la Coalición Cívica. También se conoció que varios de los legisladores que apoyan el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo están siendo sometidos a importantes presiones para que cambien su voto.

Yamila Gayol, diputada de Cambiemos por Entre Ríos, ha dicho desde el primer momento que acompañará la ley. Sin embargo, en la marcha realizada ayer en Paraná, los “pro vida” decidieron escrachar a la legisladora, difundiendo su foto y su dirección. En esta misma marcha estaba el sacerdote Mario Gervasoni, “defensor de la vida” e implicado en la Justicia por falso testimonio tras su intento de encubrir los abusos sexuales del sacerdote José Justo Illaraz. En Tucumán, la Iglesia montó un escenario donde arengó al pueblo para presionar, uno por uno, a los diputados provinciales.

Mientras tanto, desde las altas esferas del gobierno salieron con los tapones de punta. Luego de un tiempo en el que Macri permitió la vía libre a los legisladores, la foto de los macristas pro-aborto generó numerosas reacciones al interior de la coalición gobernante. En respuesta, el sector que se opone al proyecto presentado por la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, se tomó una foto con pañuelos celestes y bajo el lema “Sí a la vida”. Junto a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, participaron en la foto los ministros Dietrich, Finocchiaro, Caputo y Andrés Ibarra.

Antes de que llegue a la Cámara de Diputados, los legisladores deberán votar si aceptan el “pre dictamen” que se consensuó la semana pasado y que tiene como base el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Allí se asegura de que las personas gestantes podrán interrumpir su embarazo hasta la semana 14 y en caso de ser menor de 16 años deberán presentarse acompañadas por un mayor. Con respecto a la objeción de conciencia, el profesional de la salud  no puede negarse y debe garantizar el acceso a la práctica, a menos que hubiese manifestado previamente su decisión por escrito.

Los jóvenes continúan sentando posición en el debate. Distintos colegios secundarios y varias Facultades de la UBA permanecerán en vigilia como muestra de apoyo al proyecto pro-aborto. Las últimas jugadas se preparan, la pelota sigue en el campo y no habrá certezas hasta el pitazo final. El miércoles se juega la final de nuestro Mundial, y las pibas vamos a dejar todo en la cancha para salir campeonas y conseguir la copa más importante que se juega este 2018: el aborto legal, seguro y gratuito.

También te puede interesar:

Del Perejil al Misoprostol, historia de los métodos abortivos