Luego de la histórica media sanción que el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo recibió en la Cámara de Diputados, se aproxima el turno de la votación en Senadores. Frente a los intentos de la vicepresidenta Gabriela Michetti de postergarla y derivarla a cuatro comisiones, el movimiento feminista volvió a realizar un pañuelazo el martes 26 de junio donde quedó en claro que no habrá retrocesos en el reclamo ciudadano.

El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que ya obtuvo la media sanción en la Cámara de Diputados, será tratado el 8 de agosto en Senadores. Así lo acordaron ayer por la tarde los jefes de bloques de la Cámara Alta en la reunión de labor parlamentaria que llevaron adelante. Además, resolvieron que el 1 de agosto se le dará dictamen a la iniciativa.

“Al Senado le decimos que queremos una ley sin dilaciones y sin modificaciones. Ahora que no nos digan que quieren correr una coma o cambiar un verbo del proyecto. Todo el bloque del Senado tiene su representación en la Cámara de Diputados, y si sus representantes presentaron un dictamen vergonzoso, sin ninguna propuesta, que se hagan cargo”, declaró la diputada Araceli Ferreyra (Peronismo para la Victoria) en el pañuelazo que se realizó ayer frente al Congreso.

Mientras tanto, hoy se tratará el giro a comisiones en el recinto. Esta semana, los jefes de los bloques de la Cámara Alta solicitaron que el proyecto se tratara en las comisiones de Salud y Justicia y Asuntos Penales, pero la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, dispuso enviarlo además a Presupuesto y Asuntos Constitucionales.

Su decisión provocó el rechazo de las organizaciones a favor de la iniciativa, como la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que consideró antidemocrática esta maniobra. “En varias declaraciones el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, manifestó que no es necesaria una nueva partida presupuestaria para que el sistema de salud, el cual se compone de servicios públicos, obras sociales, medicina prepaga y diversos institutos, pueda asistir esta demanda. A su vez, a lo largo de los dos meses de debate en que se brindaron argumentos en la Cámara de Diputados, quedó claro que el proyecto de IVE está en sintonía con la Constitución Nacional; enviarlo a Asuntos Constitucionales es una acción inconducente ya que el mandato es claro: el objetivo está orientado a medidas de protección social del embarazo y de los niños y niñas”, argumentó la Campaña en un comunicado.

El escenario dentro de la Cámara de Senadores está muy parejo. Por el momento, 26 legisladores se expresaron a favor de la legalización del aborto, 28 de ellos en contra y aún hay 18 indecisos. “Necesitamos no abandonar la calle, porque la media sanción se votó en el Congreso pero se ganó con la resistencia que hicimos esa larga noche de vigilia”, afirmó la dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), Vilma Ripoll. Es hora de que la marea verde arrase.