El director del Observatorio de Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, advirtió que las últimas medidas tomadas por Cambiemos tendrán un impacto "importante" en las mediciones de pobreza del primer semestre de este año. “Los salarios no están aumentando o lo están haciendo por debajo del ritmo inflacionario”, señaló.

La devaluación, el aumento de los productos de la canasta básica, el tarifazo, las paritarias a la baja y la pérdida de puestos de trabajo forman parte del cóctel económico, agudizado desde la corrida cambiaria del mes pasado, que terminará de impactar en un aumento considerable en el índice de pobreza. Así lo adelantó esta mañana el director del Observatorio de Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia. “Todas las evidencias muestran que va a aumentar la pobreza de forma importante”, dijo.

Desde hace años, los índices sobre pobreza que arroja el Observatorio de la Deuda Social de la UCA son ponderados por distintas organizaciones sociales, que consideran a esos estudios como independientes del gobierno de turno. Si bien no aventuró cuál será el índice del primer semestre de este año, Salvia sostuvo que los números estarán muy por encima de los que arrojó el relevamiento de fines de 2017, un semestre marcado por el crecimiento de la actividad económica por las elecciones. “La tendencia a la mejora que se había observado en el segundo semestre de 2017 se vio paralizada con ya un rebote inflacionario en el tercer trimestre, tras la devaluación de diciembre, y un proceso de estancamiento en el sector informal de la economía. Esto se vio agravado con una nueva devaluación del mes pasado, también con efecto en la inflación, y el aumento de tarifas. Todas las evidencias demuestran que va aumentar la pobreza en forma no explosiva pero sí importante. Las mejores obtenidas en 2017 con respecto a 2016 estarían teniendo algún nivel de marcha atrás”, afirmó.

Te puede interesar: 

“No hace falta ser economista para darse cuenta que la pobreza sube en lugar de bajar”

En marzo, Macri había anunciado que su Gobierno había logrado reducir los índices de pobreza según las mediciones del INDEC, y presentó las nuevas cifras como un triunfo de su gobierno. Enseguida, fueron varias las organizaciones que salieron a desmentirlo, y criticaron los grandes trazos de la política económica. Ahora, tras la corrida cambiaria del mes pasado que derivó en un nuevo plan de ajuste que, según trascendió, sería de más de 200 mil millones de pesos para el año que viene, Cambiemos se quedará sin buenas noticias para dar en la materia.

Para Salvia, “no hay crecimiento del empleo, sobre todo en sectores pobres”. “Se está reduciendo la cantidad de horas de trabajo de quienes hacen changas en el sector informal”, agregó, y se mostró preocupado porque  “los salarios no están aumentando o lo están haciendo por debajo del ritmo inflacionario”.