A lo largo del día distintos colegios secundarios realizaron asambleas y reuniones en las que definieron las medidas con las que acompañarán la votación del proyecto de ley de Interrupción Legal del Embarazo en la Cámara de Diputados.

Los centros de estudiantes de los colegios secundarios vienen acompañando las distintas actividades de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito desde hace tiempo. Ahora decidieron redoblar la apuesta y tomar medidas mayores para acompañar el tratamiento del proyecto de ley en el recinto de la Cámara de Diputados. Hasta el momento son doce los establecimientos que permanecen ocupados por sus estudiantes.

En diálogo con Juanita Pedrozo, secretaria general del centro de estudiantes del Julio Cortázar, y Sofía Romero, secretaria de prensa y difusión del Normal 1, informaron que la medida se realiza en defensa del artículo 8 del proyecto de ley que habilita a las jóvenes de 13 a 16 años a practicarse un aborto sin requerir necesariamente del consentimiento o acompañamiento de su padre, madre o tutor/a responsable.

También exigen la real aplicación de la ley de Educación Sexual Integral y la elaboración -para su posterior aplicación- de un protocolo contra la violencia de género que sirva para atender los casos de violencia y abuso que suceden dentro de los colegios. “Aunque (la ministra) Acuña diga que se aplica , la realidad que vivimos por lo menos dentro de nuestro colegio es que somos nosotras y nosotros los que muchas veces tenemos que cargar con la organización de las jornadas porque el Ministerio no se hace responsable”, apuntó Romero.

En el caso del Normal 1 esta noche pernoctarán y mañana a las 7.30 de la mañana desocuparán el colegio para que los y las docentes puedan asistir a las jornadas EMI (Espacio de Mejoramiento Institucional) programadas para esa fecha. En una situación similar se encuentran el Mariano Acosta y el Lenguas Vivas, quienes pernoctarán esta noche pero no ocuparán el colegio interrumpiendo las clases. “Defendemos la educación pública y por eso es que permitiremos que nuestros docentes puedan asistir a las jornadas”, explicó la representante del Normal 1.

Diferente es el caso de los colegios Julio Cortázar, Normal 6, Cerámicas 1, Osvaldo Pugliese, Rogelio Yrurtia, Rodolfo Walsh, Mariano Moreno y los pre universitarios Carlos Pellegrini y Nacional Buenos Aires. En todos los casos las clases se verán interrumpidas hasta el día de la votación en la Cámara baja, ejerciendo presión a los diputados y las diputadas que deberán debatir y votar el proyecto. En paralelo habrá colegios que acompañarán el festival y la vigilia montada en los alrededores del Congreso Nacional desde las 11 de la mañana.

Al igual que el año pasado y en consonancia con los anuncios de la ministra Soledad Acuña en febrero, desde el Ministerio de Educación han dispuesto un protocolo de acción a seguir por las autoridades de los establecimientos desde el momento en que el colegio se encuentre tomado o bajo el control de sus estudiantes. Si bien la ministra aseguró esta mañana en declaraciones radiales que el protocolo anti-tomas anunciado meses atrás no se aplicaría debido a los reiterados fallos judiciales que lo rechazaron y dejaron sin efecto, los y las estudiantes que permanecen ocupando los colegios denuncian distintas maniobras de presión y persecución por parte de las autoridades.

“Hicieron pasar el protocolo de manera encubierta. Están llamando a los padres y las madres de nuestros compañeros para que los retiren y están realizando una lista con el nombre de quienes no retiran a sus hijos e hijas de los colegios tomados”, informó Pedrozo. También hubo colegios en los que se iban a discutir las medidas y de un momento a otro los servicios de agua y luz fueron cortados y debieron evacuar el colegio, suspendiendo las clases y evitando así el debate del estudiantado acerca de las medidas de lucha para acompañar el debate del aborto. Tal fue el caso del Fernando Fader, donde votaron la medida en el turno mañana pero el turno tarde no tuvo la oportunidad de reunirse en asamblea debido a la falta de suministro. “Queremos aborto legal y educación sexual integral para decidir”, expresó la secretaria general del Cortázar reafirmando la medida.