En una nueva movilización estudiantes, docentes y autoridades de los 29 Institutos de Formación Docente volvieron a rechazar el proyecto oficialista que propone cerrar el total de las instituciones para crear una única universidad docente.

Estudiantes, docentes y autoridades de los veintinueve profesorados de la Ciudad de Buenos Aires volvieron a las calles para rechazar una vez más el proyecto del ejecutivo conocido como “UNICABA”, que pretende reemplazar los actuales ISFD por una única universidad docentes. La medida fue resuelta en el último congreso de la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET) y fue desde el Mariano Acosta hacia la Jefatura del Gobierno de la Ciudad. Encolumnados sobre Urquiza, marcharon desde el establecimiento educativo hasta Parque Patricios, donde se encuentra ubicado el edificio gubernamental.

Al llegar a la Jefatura tomaron la palabra los y las representantes de los centros de estudiantes, quienes celebraron la lucha que vienen llevando adelante desde hace seis meses en las aulas y en las calles. Todos y todas las oradoras hicieron el mismo diagnóstico: “El Gobierno de la Ciudad ha tenido que retrasar el tratamiento del proyecto en el recinto legislativo debido a la enorme movilización que venimos realizando”.

También hizo uso del micrófono Patricia Simeone, directora del Joaquín V. González y presidenta del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (CESGE), en representación de las autoridades de los 29 institutos. Simeone acusó al gobierno de desplegar una maniobra mediática y discursiva y caracterizó la UNICABA como “una marca de este gobierno que pretende hacer de ello un caballito de batalla en una contienda electoral”. Por otro lado solicitó al Ejecutivo que reciban a estudiantes y docentes para que el proyecto sea discutido con la comunidad educativa. “Qué mejor que quienes han elegido esta profesión para explicarle a los funcionarios porqué sí esta formación y porqué no la que proponen”, apuntó.

Por último, criticaron la falta de diálogo del gobierno y la falta de argumentos pedagógicos en defensa del proyecto. “Se están cerrando 29 instituciones por un capricho y no por un proyecto pedagógico” sintetizaron.