“No merecemos ir presos”

El proyecto de ley por el cual se busca modificar el código contravencional trae como principal novedad la prohibición de la actividad de los trapitos y limpiavidrios, una vieja obsesión del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta. Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) rechazan esta iniciativa de carácter punitivista.