Tras la represión a los y las docentes de Chubut, la CTERA lanzó un paro nacional para el 3 de julio. En una conferencia de prensa la titular del gremio, Sonia Alesso, criticó la violencia con la que se avanzó contra la protesta y anunció la medida de fuerza.

Producto de la represión sufrida por los y las docentes de Chubut mientras se encontraban manifestándose por un aumento salarial, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) emitió contundentes declaraciones en una conferencia de prensa en la que convocó un paro de alcance nacional para el próximo martes.

A dos semanas del receso escolar y con conflictos provinciales aún sin resolver o resueltos unilateralmente por decreto, como el de Chubut y CABA respectivamente, el gremio vuelve a lanzarse al paro y amenaza con no iniciar las clases tras el descanso de invierno en caso de no obtener respuestas favorables por parte de los gobiernos provinciales.

“El paro se tiene que hacer sentir en cada una de las escuelas del país. No queremos otro Fuentealba”, apuntó la secretaria general Sonia Alesso, quien precisó que el paro y la movilización al Ministerio de Educación será la semana que viene para dar tiempo a que lleguen los y las docentes del resto del país. La dirigente fue contundente en sus palabras y aseguró que no tolerarán la violencia contra los trabajadores y las trabajadoras.