En medio de la polémica por la renovación de autoridades de la federación universitaria, representantes estudiantiles presentaron una denuncia contra el fiscal Guillermo Marijuan por presuntas investigaciones ilegales de las que habría participado incluso personal de la Policía Federal.

Mientras la Franja Morada (la pata estudiantil de la UCR) continúa haciendo uso de su vínculo con el rectorado de la UBA y el decanato de distintas facultades para legitimar la victoria de su coalición en el último congreso de la FUBA, dirigentes estudiantiles de la izquierda realizaron una denuncia penal contra el mediático fiscal Guillermo Marijuán, a quien acusan de haber ordenado tareas de inteligencia sobre varios estudiantes.

La denuncia fue presentada por la abogada Elizabeth Gómez Alcorta. Según trascendió, Marijuán habría ordenado realizar inteligencia sobre los dirigentes Adrián Lutvak de La Mella y Julián Asiner del Partido Obrero, co-presidentes de la Federación Universitaria de Buenos Aires.

 

La causa surgió en 2015, cuando por ese entonces la Federación llevaba a cabo una campaña contra el nombramiento del ex-SIDE Darío Richarte como vicerrector de la Universidad de Buenos Aires, lo que llevó a su renuncia. Por esto, las agrupaciones agrupaciones estudiantiles denuncian que, lejos de ser un hecho azaroso, es algo más bien premeditado y destinado a aleccionar a aquellos y aquellas estudiantes que deciden organizarse y salir a las calles. De otro modo no se entiende que tras casi tres años de paralizada la causa, sea reactivada en simultáneo a la crisis de representatividad que atraviesa la FUBA.

También te puede interesar:

La madre de todas las roscas

Un numeroso grupo de organizaciones universitarias viene realizando distintas medidas en las facultades para rechazar el acuerdo de “los morados”, la UES y el MLI con el rectorado y denunciar la persecución política contra los dirigentes de la Federación. La Franja Morada, histórica agrupación radical y actual pata estudiantil de Cambiemos en la universidad, viene demostrando -a través de las vías institucionales y de un fuerte acompañamiento mediático- estar dispuesta a hacerse de la conducción de la herramienta gremial de los miles de estudiantes que cursan en la universidad pública.