A un año de la desaparición de Santiago Maldonado

«No hay otra hipótesis: el responsable es el Estado”

A un año de la desaparición forzada de Santiago Maldonado y con nuevos datos que cuestionan la autopsia, Sergio Maldonado dio una conferencia de prensa en la sede de Télam. "No vamos a pedir justicia, vamos a exigirla", dijo y convocó a la concentración que se realizará mañana en Plaza de Mayo.

“En cualquiera de los escenarios que puedan plantearse no hay ninguna otra hipótesis: el responsable es el Estado”, afirmó esta tarde Sergio Maldanado durante una conferencia de prensa que brindó junto a organismos de Derechos Humanos en la previa de la marcha hacia Plaza de Mayo que recordará mañana a Santiago, al cumplirse un año de su desaparición forzada a manos de la Gendarmería.

Desde la sede central de la Agencia Télam, ocupada por sus trabajadores, Sergio Maldonado responsabilizó a las fuerzas de seguridad por la muerte de su hermano y volvió a reclamar justicia de la mano de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Linea Fundadora, CORREPI y figuras políticas como Myryam Bregman y Victoria Montenegro.

Hace 365 días Santiago Maldonado se movilizaba hacia el pueblo Pu- Lof para solidarizarse con el reclamo mapuche. Luego de 78 días de desaparición forzada Santiago se convirtió en una bandera de lucha y un alerta ante el avance de las fuerzas de seguridad -cuyo último síntoma es el decreto para reformar el Sistema de Defensa Nacional promulgado por el gobierno-.

Frente a un público salpicado de pañuelos blancos y verdes la familia agradeció el acompañamiento de la población en la causa:  “Decimos que Santiago es solidaridad, porque trascendió fronteras. Todos y todas se lo atribuyeron como si fuera un hijo, un hermano, un amigo, y eso nos hace muy feliz, porque nosotros no vamos a estar siempre para llevar esta lucha”.

Vivo lo llevaron, vivo lo queríamos

Hace seis días el perito Enrique Prueger dio a conocer ciertos estudios que ponen en cuestión la autopsia que firmaron 28 profesionales el 24 de noviembre pasado. Según la autopsia, Santiago habría muerto por ahogamiento e hipotermia y su cuerpo estuvo en el río Chubut entre 53 y 73 días sin señales de que hubiera sido movido. Prueguer, quien también interviene en la causa por la muerte de Rafaél Nahuel, afirmó que Maldonado no estuvo 78 días sumergido donde lo encontraron, sino que fue “plantado por alguien desde unas horas antes a unos 10 días previos a su aparición”.

Sergio Maldonado reiteró el pedido fundamental de que se iniciara una investigación con expertos independientes. El 29 de agosto del 2017 el gobierno argentino le negó la inmunidad diplomática al grupo de expertos de la ONU que iban a participar de las pericias. “Desde ese momento consideramos que la investigación está en peligro, mientras pasa el tiempo se van borrando las pruebas, queremos que se haga un trabajo de campo. Aún quedan testigos mapuches que faltan declarar, los cuales no fueron citados por el juez quien conoce sus nombres. Hay un testigo clave que tiene tres causas abiertas y no tiene abogado ni forma de defenderse porque no tienen recursos”, explicó el hermano del joven tatuador.

La investigación sigue con la carátula de desaparición forzada de personas, aunque en diciembre la haya querido cambiar la fiscal Avila  -quien no fue apartada de la causa como pidió la querella- y recientemente la ministra Bullrich.

“Nosotros seguimos exigiendo, no pidiendo, justicia. Hay medios que me preguntan: ‘¿porque insisten en buscar justicia si murió ahogado?’ Imaginen cualquiera de los escenarios posibles y es el propio Estado el responsable de todos. Sea lo que sea que haya pasado sucedió en un contexto en el cual más de 130 gendarmes entraron de forma ilegal a un territorio sin orden judicial tirando balas de goma y plomo.”

Sergio Maldonado afirmó que para la familia la investigación recién comienza y recalcó la falta de respuesta por parte de la justicia:  «Desde el 4 de agosto del 2017 que nos presentamos en la audiencia deberían haber apartado a la gendarmería. Se debería haber hecho una investigación imparcial, eficaz independiente y exhaustiva. Por el contrario el juez Otranto lo que hizo fue intervenir mi teléfono y perseguir a los testigos. Persiguen y criminalizan a las víctimas en un contexto en el cual Benetton tiene la tierra que equivale 44 veces a la ciudad de Buenos Aires”