A pocas horas de una masiva marcha en defensa de la universidad pública, un estudio de la UNDAV denuncia los aspectos de la situación "por demás delicada" para el sistema universitario en su conjunto.

La evolución comparada entre salarios docentes universitarios e inflación evidencia una sostenida pérdida del poder adquisitivo durante el período 2016-2018. Asimismo, el mejoramiento de la infraestructura edilicia está sufriendo un gran ajuste a partir de un nivel de ejecución del 0%, resalta un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda a cargo de Santiago Fraschina.

El estudio denuncia una situación “por demás delicada” en las 56 universidades nacionales a partir de “los ajustes a los salarios docentes, los retrasos en los pagos, sub-ejecuciones en varios programas y la no ejecución por parte del tesoro nacional”. En estos dos años y medio de gestión de Cambiemos, la pérdida de poder adquisitivo nunca se detuvo. Los docentes de la educación superior resignaron 3,5 salarios entre 2016 y 2018, lo que para un cargo típico de docente titular -sin antigüedad- suma más de $65.000 de deterioro acumulado.

Al mismo tiempo, el ajuste no se dio sólo en términos salariales al ámbito universitario. En la actualidad hay cinco programas del Ministerio de Educación que resaltan por su falta de pago por parte del Gobierno. El área más perjudicada es el mantenimiento de la infraestructura edilicia, que presenta un nivel de ejecución “del 0%” en el marco de un importante presupuesto de más de 3000 millones de pesos. Por otro lado, la asistencia financiera del Ministerio para el funcionamiento de las universidades nacionales cuenta con una subejecución del 23% hacia la primera mitad del año. Finalmente, las restantes partidas con una ejecución semestral del 38% son “Fomento para investigación de los docentes universitarios”, “Asistencia financiera a hospitales universitarios” y “Programa Argentina Beca”.

Datos del Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV.

Por último, el conjunto de las universidades públicas está sufriendo retrasos en los pagos para cubrir gastos corrientes. De esta forma, “en el acumulado semestral la deuda con las universidades se fue incrementando de $6700 millones en enero a $12446 en junio”, de acuerdo con el informe realizado por la carrera de Economía de la UNDAV, que dirige Santiago Fraschina.

Estudiantes, docentes y no-docentes universitarios de todo el país se movilizarán esta tarde desde Congreso hasta Plaza de Mayo para exigir un freno en las políticas de ajuste que afectan al sistema universitario en su conjunto.