Este lunes no arrancaron las clases en las 57 universidades del país. El paro tuvo un acatamiento de más del 90% y continuará durante toda la semana. Las federaciones docentes lograron el compromiso del ministro Alejandro Finocchiaro para tener una audiencia en los próximos días.

Este lunes comenzó el cese total de actividades en las universidades nacionales, institutos y colegios preuniversitarios, con un acatamiento que superó el 90% en todo el país. La medida se efectuó como respuesta a los reclamos salariales de más de 150 mil docentes universitarios y preuniversitarios y a la grave crisis presupuestaria que atraviesan las casas de altos estudios. Durante el mediodía, las federaciones docentes se presentaron en el Ministerio de Educación y se llevaron el compromiso del ministro Alejandro Finocchiaro para tener una audiencia en los próximos días.

Las organizaciones denuncian que el Ministerio de Educación de la Nación no convoca a paritarias desde el 13 de mayo, ocasión en la que ofertó un incremento salarial de un 15% distribuido en 4 cuotas -sin cláusula gatillo-, lo que fue unánimemente rechazado. Hasta la fecha continúan sin pauta salarial para este 2018. “Las y los docentes seguimos cobrando el mismo sueldo que en 2017, más un insignificante 5% que el gobierno otorgó de manera unilateral ¨a cuenta de futuros aumentos¨ y que no alcanza para cubrir ni siquiera la pérdida del poder adquisitivo provocada por la inflación, los tarifazos, la devaluación y en general el incremento del costo de la canasta familiar”, analizan.

La contundente medida de no iniciar el cuatrimestre paralizó a las 57 universidades del país. Según informaron los gremios docentes, el acatamiento superó el 90% a nivel nacional. Durante la jornada de ayer, las federaciones CONADU, CONADUH, FEDUN, FAGDUT y CTERA se hicieron presentes en el Ministerio de Educación para solicitar una audiencia “urgente” con Alejandro Finocchiaro. Allí el ministro se comprometió a convocar a una mesa de discusión salarial en los próximos días. Luis Tiscornia, secretario general de CONADUH, señaló al respecto que espera que “no sólo sea una reunión sino que haya una oferta salarial realmente aceptable que permita encauzar esta negociación”.

Por su parte, el secretario de Prensa y Comunicación de AGD-UBA, Santiago Gándara, añadió a El Grito del Sur que “el gobierno de Macri llevó adelante un recorte de 4 mil millones de pesos sobre el presupuesto universitario y se paralizaron prácticamente todas las obras de infraestructura de la universidad. Este viernes vamos a ir al congreso de la Conadu Histórica donde, por el mandato de todas las asambleas, resolveremos la continuidad de las medidas. Nosotros entendemos la necesidad de que se mantengan las medidas de fuerza hasta que se dé una respuesta. El hecho de hacer paros aislados lo hemos probado el cuatrimestre pasado y no dio resultado”.

En un contexto donde no están garantizadas las condiciones para sostener las actividades durante el segundo cuatrimestre, el reclamo de las y los docentes incluirá nuevas medidas de lucha planteadas en defensa del salario y de la universidad pública.