La sede Comunal 1 funciona desde principios de junio en el complejo del ex Patronato de la Infancia, ubicado en el corazón de San Telmo. Breve reseña histórica de un predio que quedó bajo la órbita estatal y no de las garras inmobiliarias.

En enero del año pasado, las 35 familias que vivían en el ex Patronato de la Infancia (Padelai) fueron desalojadas y recibieron subsidios de hasta 48 mil pesos. De esta forma culminó una larga historia de ocupación y conflicto por el destino del edificio, que se decidió usarlo finalmente como sede de la Comuna 1 del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Tras llegar a un acuerdo con la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico de la Ciudad, el GCBA emprendió la reconstrucción haciendo énfasis en el mantenimiento de la fachada original. Durante más de doce meses se pusieron en valor las fuentes, la doble escalinata imperial y el casco general. El edificio ubicado en la esquina de Balcarce y Humberto 1º -barrio de San Telmo- empezó a funcionar a comienzos de junio como la nueva Sede Comunal 1, que estrenó nuevos servicios como el Centro Integral de la Mujer, Reincidencias y Gestión Sube. El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que el edificio “estuvo usurpado durante muchísimos años y se fue cayendo a pedazos”, por lo que “haberlo recuperado para darle mejor servicio a los vecinos es una gran alegría”.

El edificio del ex Patronato de la Infancia fue diseñado en 1892 por el arquitecto Juan Antonio Buschiazzo, el mismo que proyectó la avenida de Mayo o el pórtico del Cementerio de Recoleta. El objetivo del complejo era albergar a los hijos de los trabajadores y de los inmigrantes que deambulaban por la Ciudad. Luego de quedar vacío en 1978, el edificio fue ocupado seis años más tarde por 19 familias que conformaron la Cooperativa de Vivienda, Crédito y Consumo San Telmo Ltda. A partir del año 1991 se inició una larga disputa marcada por la supuesta ocupación ilegal de los terrenos, varios intentos frustrados de desalojo, el riesgo de derrumbe y la intervención de la Justicia. Luego de que la Legislatura porteña aprobara en el año 2009 la expropiación del 70% del predio a nombre de los vecinos de la cooperativa, hubo varias instancias de negociación que culminaron con la orden de desalojo por parte de la Justicia Penal, Contravencional y de Faltas porteña en enero de 2017. En ese entonces “Tito” Vargas, presidente de la cooperativa, afirmaba que “nosotros estamos dispuestos a ceder el terreno, donde se encuentra asentado que una parte del predio debe ser cedido para conformar viviendas”. Finalmente el desalojo se concretó, no así la construcción de viviendas.

Así lucía el ex Padelai una década atrás. Foto: Télam

Hoy el edificio luce como la flamante sede de la Comuna 1 -anteriormente en la calle Uruguay 740-, que permite hacer desde trámites de Rentas o el pago voluntario de multas hasta participar en mediaciones o realizar denuncias ante Defensa al Consumidor.