Una erradicación encubierta

Unos 300 vecinos de la villa 31 cerraron anoche el paso de los micros en la terminal de Retiro, en rechazo del “dictamen” que contiene la letra chica Pro de la urbanización del barrio. Exigieron que se derogue el protocolo de desalojos y protestaron contra la intención oficial de apropiarse del espacio aéreo.