Melody Goñi y Daniela Novak son las creadoras de "Zorroridad Podcast". En este formato exploran temas de género que no son parte de la agenda de los medios convencionales y ponen en palabras aquello de lo que muches prefieren no hablar.

Daniela Novak y Melody Goñi  se conocieron en el colegio y desde ese momento son amigas. Una estudió cine y trabaja en un jardín de infantes, la otra estudia Artes y es directora técnica de boxeo, sin embargo, cuando se juntan -como si unieran sus anillos de superheroínas- forman el equipo de “Zorroridad podcast”.

Zorroridad es un proyecto que comenzó hace aproximadamente cuatro meses, cuando Melody sintió la necesidad de hacer algo ante la ausencia de este formato en idioma español. “En inglés hay muchos podcast interesantes sobre género, pero eso no sucede en español y menos con producciones originales de América Latina”, cuenta.

Zorroridad lleva 3 episodios y el 29 de agosto sale el cuarto. Hasta el momento tocaron temas como nudes, sexting, ley de talles, interrupción voluntaria del embarazo y el próximo es sobre orgasmo y masturbación femenina. El proyecto surgió como un espacio de difusión de temáticas de género, pero también a modo de descarga personal para las cosas a las que ambas se enfrentan diariamente. “Cada una en nuestro ámbito veía cosas que estaban mal. Cuando nos juntamos dijimos: si no podemos cambiarlo, por lo menos vamos a decirlo”.

“Queríamos tocar temas más amplios como el aborto o los femicidios, pero cosas cotidianas como el sexting o los nudes porque si de las cosas que nos afectan a las mujeres y disidencias no las hablamos nosotres, no lo va a hacer nadie”, dicen las Zorroras. “Para nosotras fue fundamental que haya invitades, queríamos que haya una pluralidad de voces sobre el mismo tema, pero respetando que el ritmo lo marcan siempre elles, es una cuestión de respetar lo que quieren o no decir. No queríamos asumir la responsabilidad de hablar de temas de los cuales no sabemos tanto, cuando hay otras personas que traen su experiencia se hace más variado”, explican.

Sobre la decisión de tomar el formato podcast y no el programa radial en vivo, las jóvenes explican: “Tocamos temas muy íntimos, ya que cuando grabamos el de aborto vino una invitada a contar su experiencia. Tal vez si lo hacíamos en vivo era una carga para ella. Nosotras escuchamos mucho tiempo después para editarlo para que esa persona se sienta segura”.

“Una palabra que puede definir el podcast es ‘representatividad’. Buscamos que quienes nos escuchen se sientan interpelados por las experiencias de les invitades, generando nuevos referentes, porque los que propone el patriarcado ya no nos representan”, asegura Melody.

Melody cuenta que, a las tres semanas de comenzar el proyecto, descubrió que no le gustaba su voz. Irónicamente -cuando le preguntaron por qué- contestó sin pensar “porque tengo voz de minita”. Con esa anécdota comienza el primer episodio de “Zorroridad”, explicando lo que representa la “Hig pitched voice”  y por qué las personas con voces más agudas llegan a menos puestos de poder en las empresas. “La idea era empezar con un sub-tema que no sea el del episodio, algo así como una entrada en calor”, explica la joven que entrena boxeo desde hace 7 años.

Daniela y Melody intentan darle un marco formal a temas que naturalizamos. Para crear el podcast el equipo de Zorroridad utiliza estadísticas o realiza encuestas mediante plataformas online. “Cuando hay estudios preexistentes los usamos. Cuando no encontramos -como en el caso de sexting y nudes- hicimos uno propio para generar un antecedente, aún sabiendo que no iba a tener un gran alcance”.

“Para nosotras fue fundamental hablar con una abogada. Esa misma semana había salido la noticia de que una chica se olvidó el celular en un Uber y después encontró sus fotos en una pagina porno. Necesitamos saber cómo es el contexto legal que nos resguarda para estar paradas de otra manera”, agrega Daniela.

“Incluso nos pasó con el tema de la ropa, yo estaba acostumbrada a comprar pantalones para entrenar en los negocios de hombre porque los pantalones de mujeres no tienen bolsillos. Sin embargo, investigando nos dimos cuenta de que esto no era irrelevante ni casual”, recuerda Melody.  En su segundo episodio las Zorroras lo explican con datos empíricos: desde 1954 Christian Dior ya decía que los hombres tienen bolsillos para guardar cosas, las mujeres para la decoración, la moda de los hombres está diseñada para la utilidad, la moda de las mujeres para la belleza’’.

En el proyecto Daniela hace el sonido, Melody conduce pero cuando hablan se complementan como los pares de personas que pasan mucho tiempo juntas. Ellas dicen que ya no existe la vergüenza entre sí y se encontraron para el cuarto episodio investigando los productos de un sex shop juntas. El podcast tiene planes de continuar creciendo y aumentando cada vez más el alcance.

“Cada episodio que pasa nos damos cuenta de que queremos incorporar algo más. Ahora queremos hacerlo más participativo y federal, con representantes de otras provincias. También nos gustaría explotar más la parte audiovisual. Tuvo una repercusión mucho mejor de lo que esperábamos. Creo que eso responde a una falta y una ausencia de espacios públicos donde se toquen los temas que queremos escuchar”.