En un contexto de achique y recorte estatal, HIJOS Capital denunció la falta de pago de partidas presupuestarias para el funcionamiento del Ente Espacio para la Memoria y Derechos Humanos, así como la pretensión de despedir a unos cien trabajadores de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

El “Informe de Dotación Óptima”, difundido por primera vez en diciembre del año pasado a través del Ministerio de Modernización, plantea el recorte de al menos el 18% de la planta estatal, es decir, unos 35 mil puestos. En ese marco, la situación de los sitios de la memoria ha empeorado en los últimos meses y peligran tanto los sueldos como la financiación de las actividades destinadas a reivindicar la Memoria, Verdad y Justicia de las víctimas del Terrorismo de Estado en Argentina (1976-1983). Allí aflora el intento de vaciamiento de la ex ESMA y de otros ex centros clandestinos de detención ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, como es el caso del Espacio Virrey Cevallos.

HIJOS Capital difundió ayer un comunicado en el que denuncia que “el Gobierno nacional pretende despedir a trabajadores y trabajadoras de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y que aún no ha depositado los sueldos en el Ente Espacio para la Memoria y Derechos Humanos, en una clara decisión de vaciamiento de la ex ESMA, donde se adeudan partidas presupuestarias desde marzo”. De esta forma, también se ven afectadas la continuidad de las actividades por Memoria, Verdad y Justicia.

La agrupación de hijos e hijas de desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar resaltó que este vaciamiento, que “pretende vulnerar el derecho al trabajo y reducir e incluso vaciar políticas de Estado”, es llevado adelante por el Ministro de Justicia, Germán Garavano, y por el Secretario de Derechos  Humanos, Claudio Avruj, con lo cual 100 puestos de trabajo corren peligro dentro de esta área. “Desde la llegada del Gobierno de Macri, la situación de los sitios de memoria ha empeorado y hemos denunciado cada hecho para seguir defendiendo la Memoria, la Verdad y la Justicia”, agregaron.

En diálogo con El Grito del Sur, Camilo Juárez (HIJOS Capital) explicó que “por primera vez en 8 años, desde que se creó el ente público Espacio para la Memoria que funciona en la ex Esma, no se pagaron los salarios de las 200 personas que trabajan allí. El sueldo siempre se abonaba el último día hábil de cada mes y, al día de hoy, no están hechos los depósitos. El Estado Nacional adeuda partidas presupuestas del segundo y del tercer trimestre”. Por otro lado, el militante confirmó el riesgo de pérdida de 100 puestos de trabajo de la Secretaría de Derechos Humanos -también funciona en el predio de la ex Esma-, dado que “Modernización dice que sobran”.