La ex jefa de Gabinete de la Comuna 1, María del Carmen Marone, sostiene desde el año 2016 una denuncia por abuso sexual contra su presidente, Roberto Salcedo, quien recientemente fue declarado absuelto en el juicio oral por supuesta "falta de pruebas" y continúa ejerciendo el cargo. Una historia de acoso laboral y sexual que recae sobre un funcionario del riñón de Angelici y podría quedar impune.

Con una fortaleza entrañable, María del Carmen Marone enfrenta desde hace más de dos años un entramado de obstáculos y encubrimientos en la Justicia a partir de la denuncia por abuso sexual que mantiene firme contra el presidente de la Comuna 1, Roberto Salcedo. Entre diciembre de 2015 y junio de 2016, la entonces jefa de Gabinete de la Comuna 1 (Constitución, San Telmo, San Nicolás, Puerto Madero, Retiro y Montserrat) resultó víctima de maltrato laboral y abuso sexual por parte del funcionario del Pro, quien recientemente fue absuelto por supuesta “falta de pruebas” y continúa ejerciendo plenamente sus funciones de comunero electo.

Salcedo y Marone se conocieron a comienzos de la década del ´80 dentro de las filas de la Unión Cívica Radical (UCR) como activos militantes por la campaña presidencial de Raúl Alfonsín. Nunca fueron amigos y, de hecho, no se cruzaron durante largos años, hasta que la postulación de Horacio Rodríguez Larreta a la jefatura de Gobierno en 2015 volvió a cruzar sus caminos políticos: “Marita” aceptó convertirse en jefa de Gabinete -un cargo ad hoc creado para dicha comuna- de Roberto Salcedo, quien llegó a ese lugar de la mano de Daniel Angelici y hasta ese momento no había demostrado actitudes machistas hacia ella. Sin embargo, Marone ya había percibido en el local partidario de éste “el tipo de mujeres que iban, el manejo que hacía con las mujeres y cómo se dirigía hacia ellas”.

Apenas se produjo la asunción de funciones en la Comuna 1, allá por diciembre de 2015, comenzaron las situaciones de violencia y abuso sexual protagonizadas por Salcedo. “Cuando salía de la oficina de él, me tocaba la cola metiendo la mano de lleno como si no pasase nada. Yo le decía ¨Conmigo no¨ y él me respondía: ¨bueno nena, es un chiste¨, hasta que una vez le metí un cachetazo que, hasta el día de hoy, duermo y no me lo puedo sacar de la cabeza”, relata “Marita” Marone, quien afirma a El Grito del Sur que no pierde las esperanzas de lograr la condena de Salcedo en el marco de una lucha desfavorable contra una Justicia de fuerte sesgo patriarcal.  

Sonrisas que quedaron en el pasado. En 2015, Salcedo y Marone militaron codo a codo por la candidatura de Rodríguez Larreta en la Ciudad.

Dos hechos concretos alimentan este optimismo: en junio de 2017, los jueces de cámara Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Matías Pinto dispusieron el procesamiento de Salcedo por el delito de abuso sexual, “por cuanto el imputado efectuó tocamientos de índole sexual en forma sorpresiva, violenta, sobre la víctima”, rezaba el expediente. Al mismo tiempo, en marzo de este año Salcedo se convirtió en el primer jefe comunal en ser llevado a juicio oral y público por abuso sexual en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, allí Marone tuvo que lidiar con el Tribunal 19 conducido por la doctora Liliana Barrionuevo, hermana del sindicalista Luis. “No dejaron declarar a mi secretaria, ni siquiera incluirla en el expediente. Ella es la única que ve porque estaba en mi oficina y no me dejaron ponerla como testigo. En el juicio oral Salcedo llevó gente que yo no conozco y nunca trabajó conmigo a opinar sobre mí y a decir cómo eran las relaciones de trabajo. Era muy evidente que estaba todo arreglado”, dispara la ex jefa de Gabinete de la Comuna 1.

El Tribunal Oral absolvió a Salcedo por “duda”, invocando el artículo 3 del Código Procesal Penal, es decir, por falta de pruebas. Se interpuso un recurso de casación que fue denegado y después un recurso extraordinario. “Creo que ha habido una forma sesgada de actuar, en el sentido de que no se respetó el principio que está establecido en la ley de protección integral de la mujer contra la violencia. Ese es el motivo por el cual fuimos a Casación y se impuso un recurso extraordinario”, cuestiona el abogado Mario Fernando Ganora, representante de la denunciante. “Primero, Casación aceptó y, luego de diez días, dijo que no por impertinente. Volvimos a apelar y ahora estamos esperando la respuesta”, relata sobre el devenir de la denuncia.

Salcedo “sacaba lo peor de mi y gozaba de mi malestar”, explica Marone. “De hecho, estoy en tratamiento psicológico y psiquiátrico, cosa que nunca en la vida tuve que hacer. Yo no le servía para robar ni dejaba que me manoseara”.

En la inauguración de la nueva sede de la Comuna 1 allá por junio, Horacio Rodríguez Larreta posó para las fotos sin Salcedo allí.

“Hay entramados de corrupción en el manejo de fondos. Te hablo de millones de pesos, acá no se están moviendo sumas bajas. Obviamente esos millones los tiene que repartir. Están tratando de sostenerlo para que no salpique al gobierno hasta que termine el mandato de Larreta. Él es un muerto político, pero lo siguen sosteniendo porque ya tiene muy aceitado todo el tema de la corrupción en cuanto a las obras: arbolado, veredas, etc.”, denuncia.

Larreta le dijo `guardate hasta que la jueza te absuelva´, con lo cual uno ya sabía de antemano que en el juicio oral iba a salir absuelto. De todas maneras, Larreta no quiere sacarse fotos con Salcedo. Lo mismo hacen los funcionarios importantes. Y las fotos que aparecen en la página de él, es porque se filtra en las fotos. Cuando él inauguraba la Comuna, Larreta pidió específicamente que Salcedo no esté presente. Por algo es”, ironiza.