El titular de la Dirección de Sida, Enfermedades de Transmisión Sexual, Hepatitis y Tuberculosis, Sergio Maulen, presentó su renuncia luego de que se rebajara el Ministerio de Salud a Secretaría. Funcionarios, profesionales de salud y organizaciones sociales denuncian que existe un alto riesgo en la continuidad de la atención a pacientes con HIV.

Sergio Maulen renunció a su cargo. El encargado de llevar adelante la política estatal en materia de Sida, Enfermedades de Transmisión Sexual, Hepatitis y Tuberculosis, abandonó su cargo tras conocerse la degradación de la cartera de Salud a Secretaría. El funcionario había asumido el año pasado y dejó su cargo luego de conocerse que los recortes presupuestarios proyectados para 2019 anunciaban un achicamiento de los recursos para el área.

Con insumos estrechamente ligados al valor del dólar, Maulen había recibido la noticia de que el área sufriría una reducción de 800 millones de pesos. Tras los anuncios de Macri, se confirmó que Salud quedó como Secretaría y dependerá del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Carolina Stanley.

En este sentido, los trabajadores del otrora Ministerio de Salud publicaron un comunicado donde destacan que “en este marco de reducción presupuestaria, de fuerte devaluación y de proceso inflacionario, no está garantizada la continuidad de la respuesta en el acceso a la prevención, al diagnóstico y al tratamiento de las personas asistidas por los Programas que conforman esta Dirección”. El propio Maulen había advertido sobre los retrasos en las compras de suministros y medicamentos.