Este jueves culminarán en la Ciudad de Buenos Aires los Juegos Olímpicos de la Juventud más costosos de su reciente historia. En términos sociales, políticos y económicos, ¿qué saldo dejará para el gobierno porteño la organización de la tercera edición de este evento multideportivo mundial?

Cinco años de preparación para apenas doce días de competencia. Frente a la mirada de miles de personas en las gradas y de millones a través de los televisores y las redes sociales, este jueves culminará en la Ciudad de Buenos Aires la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde se lució el talento de más de 4 mil atletas pertenecientes a 206 países. Inversiones multimillonarias, obras de hidráulica e infraestructura, construcción de viviendas y un costo difícil de recuperar. ¿Qué legado en materia social, política y económica dejará la realización de este evento para el gobierno porteño?

A espaldas de la realidad del sur de la Ciudad

La Villa Olímpica ubicada en Soldati requirió una inversión millonaria en infraestructura. Una vez finalizada esta fiesta deportiva, el GCBA destinará $1441,4 millones para la readecuación del complejo edilicio en forma de viviendas para ser entregadas posteriormente a los beneficiarios de “créditos accesibles”, buena parte de ellos docentes, policías y habitantes de la Comuna 8. El complejo fue montado en la zona más pobre de la Ciudad de Buenos Aires, a pocas cuadras de la Villa 20 y no tan lejos de la Villa 15 conocida como la Oculta. Allí miles de vecinos y vecinas sufren a diario en carne propia la exclusión social y el hacinamiento, algo que tenderá a agravarse con la profundización de la crisis económica. La Villa Olímpica aportará 1200 departamentos -de uno, dos y tres ambientes- en una ciudad donde más de 250 mil personas sufren carencias de vivienda.

¿Un trampolín hacia el futuro?

Horacio Rodríguez Larreta irá el año que viene por la reelección en la Ciudad de Buenos Aires. El actual jefe de Gobierno aprovechó cada ocasión que tuvo para mostrarse cerca de los vecinos y vecinas de la ciudad, a quienes definió como los “protagonistas de los Juegos”. Por esta razón, impulsó la realización de la ceremonia inaugural de los JJ.OO. en el Obelisco, escapando de esta forma a la modalidad habitual de realizar la apertura en un estadio cerrado. Tampoco perdió la oportunidad de fotografiarse junto a jóvenes promesas del deporte mundial en sus diferentes disciplinas. Por último, fue el encargado de inaugurar las diferentes obras, tales como el imponente estadio Mary Terán de Weiss, que tiene el primer techo móvil de América Latina y cubre 13200 metros cuadrados.

Los Juegos más caros de la historia

El GCBA dio cuenta que desde 2013 -año en que la Ciudad ganó la candidatura para celebrar los Juegos- hasta su inicio, el Comité Organizador Buenos Aires 2018 invirtió aproximadamente 213 millones de dólares, siendo u$s 104 millones para gastos operativos. Poco más de 20 millones provinieron de aportes del Comité Olímpico Internacional y de patrocinadores, mientras que el resto fue financiado por el gobierno porteño. Sin embargo, estos cálculos fueron realizados considerando “una inflación estimada anual del 5,7% desde ahora (año 2013) y hasta 2018 con un tipo de cambio de u$s 1=4,50”. Con una inflación y un tipo de cambio que distaron en forma abrumadora de esas proyecciones, los Juegos costaron finalmente en términos operativos unos u$s 150 millones, pero a esto debe añadirse que el distrito invirtió u$s 246,3 millones para las obras de infraestructura y pondrá otros u$s 35,9 millones para la refuncionalización de las viviendas en 2019. La suma total da u$s 432.474.398. La segunda edición de los JJ.OO. de la Juventud en Nanjing (China) del año 2014 habían costado unos u$s 315 millones, por lo que la tercera edición porteña ya se ubica como la más cara de su corta historia.

Deudas y cuestionamientos

El desfasaje de dinero y las enormes cifras invertidas obligaron al Gobierno de la Ciudad a pedir prestado. Según reveló en base a datos oficiales la legisladora de Unidad Ciudadana, Andrea Conde, el Estado porteño se endeudó por 160 millones de dólares para las obras en 2016 (en ese momento ya eran 2.608 millones de pesos, hoy son 6.400 millones) con motivo de construir la Villa Olímpica. “Rodríguez Larreta se gastó 450 millones de dólares en 12 días para los JJ.OO. de la Juventud. La cifra es tremenda si pensamos que 1 día de presupuesto de los JJ.OO. equivale a todo el gasto del SAME en el año. O que con el presupuesto de un día y medio de los JJ.OO. se cubre todo el presupuesto anual del subte. Y tan solo con 5 horas de los JJ.OO. se cubre el total del presupuesto anual que tiene la Dirección General de la Mujer”, cuestionó la referente porteña de Nuevo Encuentro.