Las organizaciones sociales le contestaron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien intentó vincularlas con el narcotráfico. "Busca chivos expiatorios porque el narcotráfico crece al calor de la pobreza que genera su propio gobierno", sentenció Gildo Onorato, dirigente de la CTEP.

Casi en simultáneo a la confirmación del triunfo del fascista Jair Bolsonaro en las elecciones en Brasil, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ensayaba al aire del programa de Luis Majul un discurso de odio dirigido a las organizaciones sociales: “Permitieron al narcotráfico como el mal menor”, dijo. “Fomenta odio y promueve la represión a la protesta socia”, la cruzaron hoy en un comunicado conjunto la CTEP, Barrios de Pie y la CCC.

“Es una irresponsable. Lo único que busca es provocar y extigmatizar a quienes luchamos contra el hambre porque le molesta que estemos en la calle”, dijo a El Grito del Sur el referente de CTEP Gildo Onorato. “Nosotros presentamos un proyecto de ley que declara la Emergencia en materia de adicciones. Somos los que estamos todos los días en los barrios ofreciendo una salida a los pibes y a las pibas con consumo problemático, para lo cual además coordinamos con la iglesia. Señalarnos como parte del problema tiene que ver con buscar un chivo expiatorio porque el narcotráfico no ha parado de crecer a la par del ajuste que su propio Gobierno impuso”, describió.

“El Gobierno propuso Pobreza Cero y la pobreza no para de crecer. Prometio unir a los argentinos y no hace más que partir a la sociedad, como lo hizo Bullrich con sus declaraciones. Y prometió combatir el narcotráfico, que como ella admite no ha parado de crecer desde que gobierna Cambiemos. Deberían dejar medir sus discursos de odio y buscar soluciones”, agregó Onorato.

Por su parte Rafael Klejzer explicó que “Bullrich necesita construir un enemigo interno todo el tiempo. En función de eso las víctimas terminamos siendo victimarios.Primero van a venir por los sindicalistas y después por los dirigentes sociales”, comenta el dirigente del Movimiento Popular la Dignidad.

“Está abriendo el paraguas y generando una situación que se replica con el avance de Gendarmería y Prefectura en los barrios. Bullrich es una caradura y Macri no puede explicar que hizo campaña en una camioneta del intendente de Paraná, imputado por narcotráfico”, concluye Klejzer, Secretario General de la CTEP Capital.