Marcha de antorchas en defensa de los profesorados

Es imposible apagar tanto fuego

Foto: Andrés Wittib

De cara a la votación de este jueves, una caravana educativa partió desde el Palacio Pizzurno hacia la Legislatura porteña para rechazar una vez más el proyecto de UNICABA.

Los profesorados juegan sus últimos movimientos. A dos días de la votación del proyecto de UNICABA, estudiantes, docentes y autoridades hicieron arder las calles. Con una marcha de antorchas que llegó hasta las inmediaciones de la Legislatura, las comunidades educativas de los 29 institutos terciarios pusieron de relieve nuevamente su profundo rechazo a la propuesta del gobierno porteño.

Foto: Abril Pérez Torres

Un sinfín de guardapolvos blancos, bombos y carteles desfilaron por el centro porteño en una calurosa tarde de noviembre. Sindicatos docentes, centros de estudiantes y agrupaciones políticas participaron de la última movilización previa a la discusión del proyecto en el palacio legislativo. De todas formas, esto fue sólo el comienzo de una serie de actividades que se desplegarán hasta el día jueves. Festivales, clases públicas y un acampe por las noches, son algunas de las medidas que desarrollarán las comunidades educativas.

Las vallas colocadas por las fuerzas de seguridad alrededor de la Legislatura, desde tempranas horas del día de ayer, no hicieron retroceder ni un centímetro a les miles de estudiantes y docentes que incendiaron las calles al calor de la lucha contra la UNICABA. Unides e irreverentes avanzan a paso firme y esperan frenar la votación de este jueves, en la que el bloque oficialista, Vamos Juntos, busca aprobar la reforma educativa que afectará de lleno la vida académica de los profesorados existentes.

Foto: Andrés Wittib

Al finalizar la movilización, colocaron el escenario sobre Diagonal Norte y Perú y dieron inicio al acto de cierre. Allí tomaron la palabra distintos representantes docentes, estudiantiles y sindicales. Jorge Adaro, secretario general de ADEMyS, fue uno de los primeros oradores y aprovechó para reforzar la convocatoria al paro de 24 horas lanzado para este jueves asegurando que “la UNICABA no va a pasar”. Por su parte, Eduardo López, secretario general de UTE, remarcó la defensa de la educación pública y el derecho social a la educación y criticó duramente la política educativa del macrismo, responsabilizando al presidente, al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, al ministro Alejandro Finocchiaro y al ex ministro Esteban Bullrich. “A Macri, Soledad Acuña, Larreta y a los legisladores que quieren votar la UNICABA les decimos: ustedes ya fueron, tienen fecha de vencimiento. Lo que no tiene fecha de vencimiento son estos estudiantes, el amor por la educación, estos docentes y nuestros profesorados”, apuntó.

A continuación, los representantes de los 29 profesorados dieron lectura al comunicado consensuado por la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET). Los y las estudiantes repasaron el recorrido transitado durante todo el año de lucha contra la UNICABA que llevan acumulado y cargaron contra el gobierno de Cambiemos por los ataques sistemáticos a la educación pública. También acompañaron la movilización las familias del lactario del Ramos Mejía que el Ejecutivo porteño pretende cerrar.

Foto: Andrés Wittib