Afuera, un edificio vallado y custodiado por efectivos de la Policia de la Ciudad. Puertas adentro, desestimación y apartamiento de estudiantes y docentes que se pronunciaban contra el proyecto de UNICABA.

Las comunidades educativas de los 29 profesorados, que vienen luchando desde hace un año contra el proyecto oficialista que propone la creación de la Universidad Docente, más conocida como UNICABA, se dieron cita esta mañana frente a la Legislatura porteña. Decididos y decididas a frenar el tratamiento del proyecto en la Comisión de Educación y la Comisión de Presupuesto y Hacienda, estudiantes y docentes se hicieron presentes una vez más en el recinto para expresar su descontento. Pero hay dos cosas con las que no contaban: en primer lugar, el operativo de seguridad montado alrededor del palacio legislativo y, por otro lado, la capacidad del macrismo de desarticular la sesión en cuestión de segundos y aún así firmar el dictamen de mayoría que les permitirá tratar el proyecto el jueves próximo y dar curso a la votación que decidirá finalmente si la UNICABA es ley.

Más allá de los discursos a favor o en contra y los análisis acerca de la representatividad y el carácter democrático o anti-democratico con el que actuó el bloque Vamos Juntos, lo cierto es que el proyecto cuenta con dictamen de mayoría. El próximo 22 de noviembre, los 39 legisladores y las 21 legisladoras que componen actualmente el Poder Legislativo de la Ciudad, deberán decidir si dan luz verde a la controvertida propuesta oficialista.

El macrismo cuenta con mayoría automática en el recinto, ya que reúne 34 de los 60 votos. A pesar del panorama desalentador, el enorme movimiento educativo forjado al calor de la lucha no se da por vencido y ya prepara una agenda cargada de actividades para la semana entrante. El martes a las 18hs marcharán desde el Palacio Pizzurno hasta la Legislatura y al llegar instalarán una carpa educativa que se sostendrá hasta el mismo 22. Previa y posteriormente a la colocación de la carpa, se desarrollarán una numerosa cantidad de clases públicas sobre Perú al 100.

Tras el accionar de hoy y teniendo como precedente la correlación de fuerzas antes mencionada, pareciera ser solo cuestión de días para que la UNICABA sea ley. Sin embargo, no hay que subestimar la fuerza de los terciarios, que obligó al oficialismo a dilatar los tiempos de votación a causa del costo político que le significa avanzar con el proyecto.