Por amplia diferencia, el frente "Techo, Tierra y Trabajo" le ganó al macrismo en las elecciones de la villa 21-24. Una unidad inédita entre organizaciones sociales y políticas, la clave del resultado.

El ruido de los bombos se escuchó hasta bien entrada la noche frente a la escuela 12 de Barracas, una de las dos que albergaron las urnas de la elección vecinal de la villa 21-24. Los militantes de la lista “Techo, Tierra y Trabajo” festejaron ayer con murga y banderazo la victoria sobre Cambiemos, lograda al calor de una unidad inédita y por un margen mucho más amplio del esperado. “Esta elección demuestra dos cosas: que los vecinos nos piden que estemos todos unidos contra Macri y que el pueblo se está despertando”, le dijo a El Grito del Sur Pedro Cáceres, quien desde este miércoles se hará cargo de la junta vecinal a la par de Ramón “Rulo” Ozuna. Ambos encabezaron el lema Azul y Verde, victorioso dentro de la lista de unidad, y reemplazarán en sus funciones al actual presidente de la villa, Cristian Heredia, vinculado al Pro.

Entre la militancia circula tras la victoria de ayer dos certezas. La primera, revisando los números de la elección, es que fue la unidad la que permitió romper el techo de cristal y derrotar al macrismo. La segunda, que la dirigencia peronista porteña, incapaz desde hace años de encontrar los caminos para derrotar al Pro en la Ciudad, siguió muy de cerca lo que sucedió políticamente dentro del barrio.

La lista “Techo, Tierra y Trabajo”, bajo la cual compitieron en unidad diez listas en representación de un amplio abanico, desde La Cámpora y el PJ hasta el Movimiento Evita y el MP La Dignidad, se impuso ayer por 3188 votos contra los 1789 votos de las tres listas oficialistas. Casi 1400 votos de diferencia sobre un total de 5 mil votantes. “Yo diría que fue una paliza inesperada, fruto de la unidad. Separados somos peligrosos, unidos somos invencibles”, graficó el referente de la lista Azul Blanca y Amarilla del peronismo, Federico Rosales.

Los resultados de la elección

De los 3188 votos en total obtenidos por la lista de las organizaciones, 756 fueron aportados por el lema ganador, mientras que el lema más votado dentro del frente oficialista superó los 900 votos. “Con los números en crudo, si íbamos en listas separadas una contra otra el Pro nos ganaba. Bajaron mucha plata, prometieron de todo, pero está claro que hay una mayoría que no los quiere y encontró en la unidad la mejor opción”, describió Rosales.

Las elecciones se celebraron en un clima tenso: la fecha original para votar estaba fijada para hace dos semanas, pero se suspendieron por una serie de irregularidades en la confección de los padrones, lo que las organizaciones adjudicaron a una maniobra del Pro para ganar tiempo. Ayer se votó con una fuerte presencia de Gendarmería y, además, con las escuelas inundadas producto del temporal.

“Sabemos que el desafío va a ser muy grande porque el ajuste se siente mucho en el barrio”, relató Cáceres, quien dice haber votado a Macri en 2015 pero luego se decepcionó. “Es muy triste pero dudo que todas las familias tengan un plato de comida en la mesa para fin de año”, explicó y puso como prioridades de la futura gestión “solucionar el problema del agua y de las cloacas”.

TE PUEDE INTERESAR

“Todes unides triunfaremos”