Emergencia habitacional en La Boca

Un barrio al rojo vivo

A lo largo del año 2018, se produjeron en el barrio de La Boca diez incendios de viviendas. Desde La Boca Resiste y Propone reclaman al gobierno porteño “un protocolo de asistencia real en casos de incendio”.

La emergencia habitacional en el barrio de La Boca registró un preocupante crecimiento a lo largo del 2018. Durante el año se produjeron diez incendios de viviendas, un número que se puede llegar a incrementar en estas fechas debido a los festejos navideños y de fin de año. Las más de veinte familias afectadas por estos casos de incendio se encontraron con respuestas insuficientes y la falta de acompañamiento por parte de las autoridades del gobierno porteño, según denunciaron desde el colectivo La Boca Resiste y Propone (LBRyP). Esta red de vecinos y vecinas reclama al Ejecutivo conducido por Horacio Rodríguez Larreta “un protocolo de asistencia real en casos de incendio” para garantizar los derechos básicos de las familias perjudicadas.

El pasado 13 de diciembre se produjo el último incendio en la calle Necochea 817. Una familia compuesta por tres personas se quedó sin nada. El programa Buenos Aires Presente (BAP), encargado de brindar asistencia en este tipo de hechos, arribó con una demora de aproximadamente 3 horas y no trajo ni siquiera colchones u otros recursos para abastecer a las víctimas, que hasta el momento no recibieron el subsidio habitacional ni la cuota de emergencia para pagar al menos una noche de hotel. “Ningún protocolo se llevó adelante por parte de los organismos de gobierno”, denunció La Boca Resiste y Propone a través de un comunicado. Los y las integrantes de LBRyP apuntan contra Flavia Sleiman, funcionaria del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del GCBA, por la falta de un protocolo real de actuación destinado a casos de incendio y catástrofes.

En diálogo con El Grito del Sur, la referente barrial Natalia Quinto marcó las diferencias que tienen con el oficialismo porteño: “La funcionaria Flavia Sleiman dice que rechazan nuestra propuesta de protocolo de actuación porque el protocolo existente es superador. Para ellos su protocolo funciona perfecto y no nos cabe duda, en una reunión dijeron 10 veces la frase ‘ayudar’, ‘dar una mano’, ‘colaborar’. Eso es lo que hacemos nosotros. El Estado debe encargarse de garantizar derechos”. La propuesta de protocolo de actuación efectuada por La Boca Resiste y Propone, que consiste en dar asistencia integral a corto y mediano plazo una vez que se apaga el fuego, contemplando la garantía de todos los derechos básicos de las familias afectadas, se topó con la negativa del Ministerio encabezado por Guadalupe Tagliaferri. Según Quinto, “Sleiman contestó que el rechazo al protocolo fue por orden de la Procuración de la Ciudad y no una decisión ministerial. Esto es algo que nos preocupa tremendamente: ¿para qué querríamos una ministra si las decisiones las toma la Procuración?”.

Recientemente La Boca Resiste y Propone elaboró un mapa que releva los proyectos de inversión público-privados emplazados sobre el territorio y los puntos principales donde consta la emergencia habitacional que sufre el barrio. Si se observa detenidamente el mapa -actualizado a la fecha del 15 de septiembre de 2017-, aparecen casi un centenar de marcas en rojo en las que figuran los casos de desalojo en curso.

Mientras tanto, continúa el incumplimiento de la ley 2240, que ya en el año 2007 declaraba la emergencia urbanística y ambiental en lo referido a vivienda, servicios, equipamiento, espacios verdes y actividades productivas para el polígono delimitado por las Av. Regimiento de Patricios, Av. Martín García, Av. Paseo Colón, Av. Brasil y Av. Pedro de Mendoza. “Esa ley incluye infraestructura y debería atender todas las cuestiones de precariedad edilicia que tiene el barrio. Ellos hacen de cuenta que no existe, a tal punto de que la ley no tiene unidad ejecutora. Todos los años se vota presupuesto para la ley, pero siempre termina subjecutado y utilizado para otros destinos”, concluye Natalia Quinto.