Con un comunicado en el Boletín Oficial, el gobierno nacional dio reconocimiento institucional a la Doctrina Chocobar. Permiten utilizar armas de fuego para evitar "la fuga de quien represente ese peligro inminente".

La resolución fue redactada el pasado viernes, publicada en el Boletín Oficial este lunes y su contenido se viralizó rápidamente. Esta mañana, el gobierno nacional publicó la normativa por la cual otorga reconocimiento oficial a la ‘Doctrina Chocobar’. El texto, que lleva por nombre “Reglamento general para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las Fuerzas Federales de Seguridad”, explicita que los agentes podrán hacer uso de sus armas “para impedir la fuga de quien represente un peligro inminente, y hasta lograr su detención”.

La decisión representa una clara legitimación de la ‘Doctrina Chocobar’ para “disparar primero y preguntar después”, amplía los casos en que las fuerzas de seguridad pueden utilizar armas de fuego y deja al libre albedrío de los agentes de seguridad la determinación de la “inminencia” del peligro. Un mal precedente luego de que el agente Luis Chocobar fusilara en el suelo y luego de haber sido reducido, al joven Juan Pablo Kukoc.

Desde la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) señalaron que la norma “habilita el uso legal del arma de fuego en una serie de situaciones que son un resumen de las principales excusas utilizadas por miembros de las fuerzas de seguridad en su defensa cuando son juzgados por el fusilamiento de personas”. Además agregaron que “con esta norma en vigencia, no sólo se multiplicarán al infinito los ya muy frecuentes fusilamientos de gatillo fácil, sino que sus autores materiales serán automáticamente impunes por imperio ministerial”.

De hecho, la nueva determinación se opone a lo establecido en tratados internacionales que legislan sobre esta materia. El art. 2º del Código de Conducta de la ONU de 1979 establece que “los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las personas”. Sin embargo, a partir de esta resolución no serán judicialmente cuestionables los fusilamientos que se produzcan cuando los agentes consideren que la persona en fuga represente un peligro. Pasó el G20 por Argentina, y la ‘Doctrina Chocobar’ comienza a consolidarse como política pública de seguridad.