Rotundo rechazo al cierre de las 14 escuelas nocturnas

Se plantan los docentes y peligra el inicio de clases 2019

Fotos: Catalina Distefano

Docentes y estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires se concentraron frente al Ministerio de Educación en el marco de una jornada de paro y movilización para rechazar la resolución 4055 que dispone el cierre de 14 escuelas nocturnas, entre las que se encuentran comerciales, liceos y bachilleres.

Miles de docentes y estudiantes de las escuelas medias se acercaron este mediodía hasta las puertas de la cartera educativa porteña para denunciar el cierre de catorce escuelas secundarias nocturnas. La medida dispuesta por el Ejecutivo fue publicada el viernes en el Boletín Oficial y desató automáticamente innumerables críticas de todos los sectores. En una calurosa jornada a puro bombo y trompeta, docentes y estudiantes de las instituciones tomaron la palabra y se pronunciaron en contra de la resolución 4055 que dejará a miles de chicos y chicas sin una vacante en las escuelas nocturnas. “Si así terminamos, así no empezamos el año que viene”, afirmó desafiante la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso.

La comunidad educativa del Cerámicas 1 y del Romero Brest, que resisten el traslado, también participaron de la manifestación, al igual que las docentes y las familias del lactario del Ramos Mejía, otra de las instituciones en conflicto con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Si algo ha caracterizado las luchas educativas del último tiempo, es la unidad indiscutible de estudiantes y docentes en las aulas y en las calles.

Con la adhesión de legisladores y legisladoras de los distintos bloques opositores y el apoyo de toda la docencia porteña, la comunidad afectada realizó un acto frente a la cartera educativa. Las primeras oradoras fueron docentes y autoridades de las escuelas afectadas, quienes resaltaron la gravedad de esta medida y apuntaron contra la ministra Soledad Acuña y el propio presidente Mauricio Macri. “Hay miles de jóvenes que se quedan sin escuela, miles de docentes que se quedan sin su fuente de trabajo”, dijo entre lágrimas la vicerrectora del Comercial 12 de Villa Lugano.

Minutos después fue el turno de los referentes de los sindicatos docentes, quienes remarcaron la política de desescolarización del Gobierno y concluyeron en un mismo diagnóstico: si los ataques a la educación no cesan, no iniciará el ciclo lectivo 2019. “Se confunde el gobierno si ahora quiere sentarse a negociar y sacrificar a unos para salvar a otros, la docencia dice NO al cierre de las escuelas y eso no se negocia”, aseguró Jorge Adaro, secretario general de ADEMyS. Por su parte, Eduardo López, secretario general de UTE, celebró el espíritu de lucha de las escuelas e ironizó respecto del futuro de los funcionarios: “Cuando estos funcionarios, que tienen fecha de vencimiento, sean sólo un mal recuerdo, los bachilleratos nocturnos van a seguir estando, enseñando y resistiendo”.

Los gremios esperan ahora ser citados por las autoridades del Ministerio de Educación de la Ciudad para dar marcha atrás con esta resolución. De lo contrario, se prepara una nueva jornada de paro y movilización para la semana próxima.