Violencia institucional

Ciudad Oculta se movilizó por Damián

Fotos: CORREPI

Damián Gómez fue asesinado el 28 de diciembre pasado por un sargento de la Policía Federal. A un mes de su asesinato, sus familiares se movilizaron para exigir justicia.

Este lunes, familiares, amigos y vecinos de Damián Gómez se movilizaron desde la esquina de Eva Perón y Lisandro de la Torre, en el barrio porteño de Ciudad Oculta, para exigir justicia por la muerte del joven. Damián fue asesinado el pasado 28 de diciembre por un sargento de la Policía Federal justo una semana después de que terminara de rendir la última materia del colegio secundario. Un pibe de barrio, alegre, murguero y compañero, así lo describen quienes lo conocieron.

Leonel Bazán es abogado del Centro para una Justicia Igualitaria y Popular (CEJIP) un colectivo de abogados que trabaja en la Ciudad Oculta. “A fines de 2018 nos llega información por las organizaciones del barrio de que Damian Gomez, de apenas 16 años, había sido fusilado a muy pocas cuadras de Villa 15, en la calle San Pedro entre Montiel y José León Suárez. Por la información que este medio pudo recabar, ya que por la feria judicial no es posible acceder a la causa, Damián estaba con un grupo de amigos por la zona y cuando se acercaron al auto de este policía de civil, el hombre efectúa 13 disparos. Algunos amigos salieron corriendo en diferentes direcciones y Damián recibió varios impactos, dobla la esquina y cae practicamente muerto en un la puerta de un supermercado chino de la zona”, explica Leonel. “No es un caso aislado. Esun patrón de actuación policial: hostigamiento, verdugueo, detenciones y casos de gatillo fácil como el de Damián”, concluye Bazán.

Juan Ignacio Maurin es abogado de la Coordinadora contra la Represión Policial e Insitucional (CORREPI) y uno de los letrados que se encuentra asesorando a la familia. “Sabemos que Damian (16) fue asesinado por Hernán Marcelo Salvatore, un agente de la Policía Federal que estaba de civil. Aparentemente fue un intento de robo pero Damián estaba desarmado y lo que se extrae de la causa es que hubo 13 disparos, todos efectuados con la misma arma, una 9mm como la que portan los efectivos policiales”, comenta Maurín. “Dicen que tres balas alcanzaron a Damian. La gente del supermercado chino se mostró a disposición de la familia y varios vecinos se solidarizaron inmediatamente al ver lo sucedido. Todo el barrio tiene conciencia de que fue un fusilamiento de estos personajes que se sienten impunes”.

La causa que se instruyó inicialmente fue un proceso por robo en el juzgado de menores. “Imputarle el robo a un muerto, un absurdo jurídico”, explica el abogado de CORREPI. “Se detuvo al policía y se lo imputó por homicidio en exceso de la legitima defensa, figura que utilizan para garantizar la impunidad de los fusiladores. Apenas se reanude la actividad judicial nos presentaremos con la familia como CORREPI para redirigir la investigación hacia lo que fue: homicidio agravado por haber sido cometido por un funcionario policial”, concluyó.

Miguela Rojas, es la madre de Damián y cuando habla de hijo lo hace como si aún estuviese a su lado “Mi hijo es un pibe como corresponde: alegre, compañero, buen alumno en el colegio, para él todas las personas eran iguales, era querido por todos”, cuenta Miguela. “El jueves salió para irse a la pileta y lo mataron de 13 tiros. Lo mataron y lo abandonaron. Además en el hospital hubo una mala intervención: no pudo ir en ambulancia lo llevaron en patrullero”.

Miguela cuenta que los vecinos se mostraron muy solidarios, que la gente salió a la calle a contar lo sucedido. Damián era integrante de la murga “Los delirantes de Mataderos” y algunos de sus compañeros y los característicos bombos se hicieron presentes en la marcha del lunes. “Lo que yo pido es justicia por la muerte de mi hijo. A mi hijo lo fusilaron, no pueden seguir matando pibes inocentes”, concluye Miguela.

“Este caso es uno más de las consecuencias de la doctrina Bullrich y un aparataje constante de la politica de represión”, agrega Maurín. “Este 15 de marzo presentaremos el archivo donde documentamos la represión institucional y la cantidad de pibes y pibas que lleva asesinado el aparato estatal sin ningún tipo de necesidad. Damian tenia una vida por delante y, en el caso de que hubiese cometido un error, existe un código procesal penal que aplicar”.