Tras el brindis, otra vez a las calles

Nuevas medidas para mantener las aulas abiertas

Foto: Catalina Distefano

Docentes porteños lanzaron una multisectorial para pelear contra el cierre de las escuelas nocturnas y reafirmaron que no iniciarán las clases este año si el gobierno no revé la medida.

Los y las docentes nucleades en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) brindaron una conferencia de prensa esta mañana en la que anunciaron las medidas que realizarán durante las próximas semanas para que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta derogue la resolución 4055 y mantenga abiertas las puertas de todas las escuelas nocturnas. Tras las fiestas de fin de año, la docencia porteña mantuvo firme la agenda de lucha y ratificó el no inicio de clases.

Entre las actividades mencionadas, se destacó la inscripción manual de los y las estudiantes que quieran obtener una vacante en las escuelas nocturnas, lo que le permitirá al gremio llevar un registro de la cantidad de estudiantes que buscan en la nocturna un lugar para terminar sus estudios. El cierre inminente de los 14 colegios, a los que asisten alrededor de 2500 estudiantes, echa por tierra para muchas personas la posibilidad de finalizar el secundario. La población que asiste a dichos establecimientos es en general de los sectores más desfavorecidos: muchos de ellos son jóvenes de entre 15 y 18 años que no tienen otra oferta académica que les permita trabajar durante el día y estudiar por la noche.

También anunciaron esta mañana el lanzamiento de una Multisectorial conformada por estudiantes, docentes, cooperadoras y organizaciones sociales que se propondrá frenar el cierre de las escuelas nocturnas en la Ciudad de Buenos Aires. En consonancia con ello, reafirmaron que las clases no empezarán si el jefe de Gobierno y la ministra Soledad Acuña no revierten el decreto ministerial que dispone la progresiva desaparición de 14 instituciones educativas. Precisaron además que este conflicto será un eje central en la negociación paritaria de este año, un tema bastante sensible y cada vez más complejo.