Triunfo de la educación pública

“La gente se cansa de que se valore más una baldosa que a un joven que estudia en la nocturna”

Fotos: Catalina Distefano

Tras un mes y medio ininterrumpido de lucha y movilización en las calles, la comunidad educativa de la Ciudad de Buenos Aires obligó al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra, Soledad Acuña, a derogar la resolución 4055 que disponía el cierre de catorce escuelas nocturnas.

En medio de un agobiante verano, la lucha de la comunidad educativa porteña irrumpió en la escena pública para denunciar “la política anti-educativa” del jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y la Ministra de Educación, Soledad Acuña. Tras un mes y medio de constante movilización y en medio de una guerra mediática oficialista contra la docencia, el Ejecutivo porteño publicó hoy en el Boletín Oficial una nueva resolución que deja sin efecto la 4055, que disponía el cierre inminente de catorce escuelas comerciales nocturnas.

Debido a la magnitud del conflicto, la noticia no tardó en viralizarse. Les principales referentes de los gremios docentes y partidos opositores de la Ciudad se expresaron a través de las redes sociales y celebraron la enorme lucha docente-estudiantil. “Se reflejó el amor de la comunidad educativa hacia la escuela pública”, expresó Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación, en diálogo con El Grito del Sur. El docente asegura que este triunfo refleja que “el macrismo empieza a derrumbarse en la Nación y en la Ciudad”. “Cuando vieron que la comunidad educativa se oponía unánimemente empezaron a engañar diciendo que no iban a cerrar escuelas, cuando semanas atrás la propia ministra lo había afirmado en una entrevista con Nelson Castro”, agregó.

El dirigente de la UTE insistió en los límites que empieza a encontrar el oficialismo frente a determinadas políticas. “La gente se empieza a cansar de que se valore más una baldosa antes que un joven que estudia en una nocturna”, apuntó al indicar que el gobierno está muy atento al consenso social y “toma esta decisión pensando más en las elecciones que en lo que les dice su corazón y su cabeza”.

Consultado por este diario, Jorge Adaro, secretario general de ADEMyS, indicó que “la decisión de dar marcha atrás con la resolución se debe pura y exclusivamente a la movilización y la lucha docente”. “Desde el primer momento en que Larreta y Acuña firmaron la resolución del cierre de las escuelas comerciales nocturnas, no hubo un solo día en que la docencia no haya hecho una actividad -paro, movilizacion o volanteada- contra esta medida”, explicó. Si el gobierno pensaba que no iba a haber resistencia de las comunidades por lanzar la medida en vísperas del receso, “resultó todo lo contrario”, concluyó Adaro.

La resolución publicada esta tarde en el Boletín Oficial deroga, en su primer artículo, la Resolución 4055/18 dispuesta semanas atrás por la ministra Acuña. Más adelante, en el segundo artículo, marcará explícitamente que “las acciones desarrolladas en el marco de la transformación educativa de ningún modo conllevan el cierre de establecimientos educativos”. En el apartado siguiente, se refrenda la voluntad de constituir una mesa de diálogo con representantes de todos los actores implicados en la vida académica de las escuelas secundarias nocturnas, una iniciativa impulsada por la Defensoría del Pueblo al comenzar este mes frente a la falta de respuesta de los funcionarios a las entidades gremiales que venían reclamando en las calles.

Adaro resaltó también la importancia de que esta resolución se acompañe de la activación del sistema online para inscribirse, “porque si hay una anulación de la resolución pero no se activa la posibilidad de la inscripción, estaríamos frente a una maniobra que implica el vaciamiento de las nocturnas”. Al respecto, López aseguró que “con la misma fuerza que nos opusimos a la arrogancia y el engaño, vamos a luchar para que se aplique esta resolución”. Sobre este punto en específico, el artículo 6 de la normativa conocida esta tarde es muy precisa: se modificará el esquema aprobado el año pasado y el período de inscripción para quienes deseen cursar en las secundarias nocturnas se extenderá hasta el 31 de marzo.

La población estudiantil de los colegios en cuestión, como se mencionó en reiteradas ocasiones, está conformada por jóvenes y adultos que trabajan durante el día y eligen el turno nocturno para terminar sus estudios. Pero también, y no menos importante, asisten a las clases alumnas madres que encuentran en esta modalidad, la posibilidad de continuar su trayectoria educativa. En este sentido, Carolina Brandariz, secretaria de géneros de la UTE,  destacó que “hubo un nivel de movilización y masividad tal que llegamos a un punto donde el Jefe de Gobierno y la Ministra de Educación fueron escrachados en distintas asambleas barriales. Entiendo que ese fuerte descontento social hizo que revirtieran la resolución a último momento”.

Envalentonado por la victoria ante el gobierno porteño, el secretario de ADEMyS lanzó: “Esto nos deja en excelentes condiciones para seguir peleando por otras cuestiones que están sin resolver en el marco del ajuste que aplica el gobierno de Macri y de Larreta en el plano educativo”. Y adelantó que desde la central a la que representa sostendrá el no inicio de clases ya que “tenemos que continuar por la no implementacion de la UNICABA; impedir el traslado de la escuela de Cerámicas Nº 1; solucionar el problema de las vacantes y también, en febrero, no podemos obviar que vamos a tener el conflicto por el tema salarial”.

El conflicto por la paritaria nacional estalló ni bien Mauricio Macri asumió la presidencia y Esteban Bullrich escaló a la cartera educativa nacional, pero la ofensiva docente no tardó en consolidarse y sin titubeos impulsaron distintas medidas contra las políticas del oficialismo. “Las baldosas las pueden pisotear pero a los docentes y estudiantes no pueden”, dijo el representante de la UTE en relación a la “política marketinera”, distintivo del macrismo desde su nacimiento como fuerza política en la Ciudad. No terminan de salir de una y ya están metidos en otra: “Ahora estamos en otra batalla: por nuestro salario. Vamos a pedir una reunión para recuperar el poder adquisitivo perdido el 2018 y vamos a exigir que se aplique la cláusula gatillo”. “Hasta hoy al mediodía el no inicio del ciclo lectivo era un hecho, ahora depende del Gobierno”, sentenció López respecto del comienzo o la suspensión del inicio de las clases.